CÓMO PROTEGER LA PIEL DEL SOL

CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL Y PROTEGERLA DE LOS RAYOS DEL SOL

Sentir el calorcito del sol en la piel es una de las mejores sensaciones después de un largo invierno. Además, el sol tiene muchos beneficios para la salud, nos ayuda a sintetizar la Vitamina D y es bueno para los huesos, la serotonina y para levantarnos el ánimo. El problema es que los rayos UV del sol también pueden dañar la piel y causar quemaduras. Así que para aprovechar al máximo los días soleados, protege primero la piel.

1. PROTÉGETE CON FPS

Tomar el sol sin protección adecuada aumenta el riesgo de quemaduras y cáncer de piel, independientemente del tipo o color de tu piel. Usa un producto con FPS 30 como mínimo y aplícalo 30 minutos antes de salir de casa. No te olvides de reaplicar de nuevo durante el día, incluso en días nublados. Nuestra Skin Defense FPS50 PA+++ te protege contra los rayos UVA (rayos invisibles que causan arrugas y daños en la piel) y los rayos UVB (que causan quemaduras). PA++++ significa que el producto tiene el grado de protección más alto.

VER PROTECTORES SOLARES

2. NO TE QUITES EL SOMBRERO

De paseo por el centro o en la playa, no te olvides del sombrero y los lentes de sol para proteger todo el rostro. Además es la excusa perfecta para presumir de estilazo.

3. ENTIENDE CONTRA QUÉ DEBES PROTEGERTE

¿Sabes en que se diferencian los rayos UVA y UVB? Los diferentes tipos de radiación solar pueden dañar tu piel de forma diferente. Los rayos UVB son los que causan las quemaduras y las rojeces en la piel. Los rayos UVA son invisibles, pero causan daños a largo plazo, envejecimiento prematuro y arrugas. Elige una pantalla solar multiprotectora como nuestra Skin Defense SPF50 PA++++ que te protege de ambos.

4. EVITA EL SOL EN LAS HORAS CENTRALES DEL DÍA

El sol se encuentra en su punto más alto de las 12 a las 4 de la tarde, así que evita estar al sol durante estas horas. Los efectos de la radiación solar pueden ser aún mayores si estás rodeado de agua o nieve porque su superficie refleja los rayos del sol, así que tenlo en cuenta.

5. EVITA LAS CAMAS DE BRONCEADO

Hay investigaciones que sugieren que existe una conexión entre el uso de las camas de bronceado y el cáncer de piel, así que intenta evitarlo a toda costa. Usa hidratantes con color o bronceador corporal para cuidar tu piel y lucir un bronceado seguro y de aspecto natural.

MITOS SOBRE EL SOL

“UN FPS 60 PROTEGE EL DOBLE QUE UN FPS 30”
¡Falso! Los productos con un factor de protección solar alto pueden dar una falsa sensación de confianza. Tu nivel de protección no se duplica al duplicar el número del FPS. Elige un producto con un FPS alto, pero recuerda que reaplicar el producto varias veces a lo largo del día es la forma más efectiva de proteger la piel con cualquier FPS.

“NO ME HACE FALTA USAR PROTECCIÓN SOLAR PORQUE NUNCA ME QUEMO”
¡También falso! Que no te quemes no significa que el sol no pueda dañar tu piel. La exposición a los rayos UVA puede causar envejecimiento prematuro y daños más profundos en la piel que pueden aumentar el riego de sufrir cáncer de piel.

“COMO YA ESTOY MORENA, NO ME PUEDO QUEMAR”
¡Absolutamente falso! El bronceado no te protege de los rayos del sol y es un signo que la piel ya ha sido dañada por el sol. ¡Usa siempre protección solar! No importa lo moreno que estés.

“SOLO NECESITO QUE EL PRODUCTO TENGA FPS”
Otro mito... El FPS solo protege la piel contra los rayos UVB, pero también es importante protegerla contra los rayos UVA. Elige productos que protejan la piel de los dos tipos de rayos UV.

“SI LLEVO GORRA O SOMBRERO NO ME HACE FALTA PONER PROTECCIÓN SOLAR EN LA CARA”
Tampoco es cierto. Incluso si el sombrero te proporciona sombra en la cara, usar una crema o spray con protección solar sigue siendo esencial ya que la radiación indirecta también puede ser nociva para la piel, especialmente si la única sombra a tu alrededor es la del sombrero.

REMEDIOS PARA QUEMADURAS DEL SOL

Si te has quemado tomando el sol, báñate en agua fría o pon compresas frías sobre la piel, pero evita los jabones fuertes y el perfume.
El aloe vera calma la piel de manera natural y hace maravillas después de haber estado todo el día al sol. Es ideal para pieles sensibles y propensas a reacciones alérgicas que se irritan fácilmente.
Calma y refresca la piel con nuestra suave línea de Aloe.

VER LÍNEA ALOE

LOCOS POR EL ALOE

CALMA Y CUIDA LA PIEL SENSIBLE CON NUESTRA RUTINA DE ALOE

1. Limpia con suavidad con la Espuma Limpiadora Calmante de Aloe.
2. Prepara la piel con el Tónico Calmante de Aloe.
3. Alivia con el Gel Calmante Contorno de Ojos y Labios de Aloe.
4. Ayuda a calmar la piel seca y sensible con la Crema de Día Calmante de Aloe.
5. Ayuda a aliviar la piel seca y sensible en cualquier parte del cuerpo con el Gel Calmante Multiusos de Aloe.

VER LÍNEA ALOE

FÍNGELO

En vez de correr el riesgo de dañar la piel, apuesta por el maquillaje. Nuestra línea Honey Bronze™ te ayuda a conseguir un bronceado seguro y natural de la cabeza a los pies con primers bronceadores e iluminadores y estupendos productos de cuidado corporal para potenciar tu moreno.

LÍNEA HONEY BRONZE