CONSEJOS DE AMOR PROPIO

Nuestra guía eleva tu amor

Practicar el amor propio es una elección consciente. Porque por mucho que nos empeñemos, el amor propio no se consigue por arte de magia. ¿Cuántas veces dices «sí» cuando quieres decir «no»? ¿Y cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y dijiste «Amo este hermoso cuerpo. Cada centímetro, cada pliegue, cada rincón»?

Por eso hemos elaborado una lista de consejos para que puedas crear hábitos diarios e iniciar tu camino hacia el amor propio. Son consejos fáciles de seguir para impulsar el super poder del amor propio que acabas de descubrir. Se incorporan fácilmente en tu día a día y te ayudan a centrarte más en tu amor propio y menos en las cosas que te frenan. No lo olvides, la mejor forma de empezar el camino hacia el elevar tu amor es, simplemente, ponerse en marcha.

PRACTICA EL ELEVA TU AMOR A DIARIO

Illustration of a muscial note

1. Sube las vibras

¿Sabías que todos los seres vivos vibramos con energía interior y la proyectamos al exterior? Cuando las vibraciones bajan, podemos sentirnos tristes o desanimados. Cuando suben, nos sentimos bien, fuertes.

Los expertos afirman que con solo 15 minutos al día de fomentar vibraciones positivas nos ayudan a aumentar nuestro nivel de energía y sentirnos mejor. Una forma de conseguirlo es haciendo que tu sangre fluya mejor. Por ejemplo, escuchando música. La música te ayuda a aliviar el estrés y está demostrado que libera hormonas que te hacen sentir bien, como la dopamina, por lo que es genial para estar de buen humor.

Elige tu canción favorita, la que te da unas ganas locas de bailar sol@, cuando nadie te ve, y sube el volumen A TOPE.

Illustration of woman stepping out of a smart phone

2. Desconecta y enchúfate a ti

Mucho antes de la existencia de las redes sociales, los psicólogos ya advertían de que uno de los principales obstáculos para sentirse bien es algo que se denomina «comparación social». Por eso, es lógico que los estudios indiquen que cuanto más tiempo pasamos en redes sociales, menos autoestima tenemos.

Un buen punto de partida es irse al offline para conseguir un detox digital, ya sea desconectando de las redes sociales por un día o simplemente dejando el móvil en un rincón durante unas horas. También puedes dejar de seguir cuentas que te hacen sentir que no eres suficientemente buen@, que no vales. Aparta un tiempo cada semana para conectar contigo no con las redes sociales.

Illustration of hands making a square shape surrounded by clouds and the sun

3. Conecta con la naturaleza

¿Sabes aquello de «Necesito aire puro»? Pues cada vez hay más datos que muestran que cuanto más conectados estamos con nuestro entorno natural, mejor es nuestra salud y nuestro bienestar.

Cuando conectamos con los elementos naturales, se elevan nuestros niveles de serotonina y nos sentimos mejor, más despejados, más ligeros. Esto puede ser un parque, una playa cercana, tu jardín o hasta unas plantitas en la repisa. Sal a tomar aire fresco y conecta con la naturaleza aunque sea 15 minutos. Mira al cielo, da un paseo, mira los árboles o el césped. O tómate el día libre y vete a nadar.

Illustration of woman hugging herself in the shape of a heart

4. Acéptate

La aceptación es un derecho innato. Has nacido para ser tú y no deberías disculparte por ello, porque eres genial tal como eres. Al final, tienes que estar siempre contigo, así que, ¿por qué no disfrutar de tu compañía? Esto no significa que no sea difícil despejar las dudas y aprender a estar feliz con cada parte de ti mismx, por dentro y por fuera.

Lo importante es centrarse en todas tus virtudes, en lugar de entrar en un bucle negativo de autocrítica. Los psicólogos recomiendan sustituir los pensamientos negativos sobre uno mismx por afirmaciones positivas. Intenta practicar con 5 afirmaciones positivas hoy, como «Soy lo suficientemente buenx» o «Hay personas que me quieren». Quiérete tú, no a pesar de tus defectos, sino también por ellos.

Illustration of a woman opening a door with smiley face emojis behind

5. Di «No»

Establecer límites es un acto de amor propio. A veces puede parecer que dices «no» a cosas a las que deberías decir «sí» y a veces hay que elegir conservar solo a las personas que te hacen sentir bien. Decirle «no» a las personas, las situaciones o las cosas no es por poner pegas, ni ser difícil. Es un compromiso contigo. ¿Cómo saber si un límite es saludable? ¿Cuándo es bueno decir «no» y cuándo decirlo puede aislarte de todo?

Puedes intentar visualizar una puerta que se abre y se cierra con facilidad. Y pensar en cuándo quieres cruzar la puerta y cuándo no te merece la pena. Intenta decir «no» a algo hoy, sin disculparte. Y piensa que cuanto más te alejes de lo que no te aporta, más espacio dejas para que lleguen cosas buenas.

Illustration of two hands coming together to make a heart

6. Sé agradecido

La gratitud es una forma de estar más presente. El acto de sentirse agradecido consiste en dar las gracias por lo que tenemos y apreciar quienes somos. Cuando no estamos bien, nos centramos en todas las cosas que no tenemos y las cualidades que nos gustaría tener.

Hacer listas de agradecimiento se ha demostrado que mejora nuestro bienestar y felicidad generales e inspira a las personas a ser más generosas en todas las áreas de nuestras vidas. Prueba a practicar la gratitud y enumera 10 cosas o personas por las que sientes agradecimiento. Puedes indicar cosas grandes, como estar vivx, o pequeñas, como los rayos del sol en la calle.

Illustration of two women in a house high fiving

7. Ama a los tuyos

Como seres humanos, somos animales sociales. Por eso, no es sorprendente que los estudios hayan mostrado que una diferencia clave entre las personas muy felices y las personas menos felices tiene que ver con tener buenxs amigxs.

La investigación señala las conexiones sociales: un 71 % de las personas acude a familiares y amigos cuando siente estrés. Así que, ya sabes, habla con tus amigos, parientes y vecinos al menos una vez por semana. Cuando te interesas por la gente no solo los ayudas a ellos, también es bueno para ti.

Illustration of hands holding multicoloured hearts

8. Reparte amor

Se ha demostrado que la generosidad mejora nuestro sentido de identidad y nuestra calidad de vida. Las investigaciones han demostrado que ser amable con los demás realmente nos hace más felices, porque libera endorfinas. Es como «un subidón por amabilidad».

Así que, si quieres dejar huella en el mundo, piensa en esos pequeños actos de amabilidad que puedes compartir. Sonríe al extraño que te prepara un café, da las gracias en la tienda al pagar, cede tu asiento en el autobús a quien lo necesite... Todos esos pequeños actos de amor pueden hacer que tu día a día sea mejor.

Practicar el amor propio consiste en tratarte con mimo, saber que los detalles pueden marcar una gran diferencia. No hay una forma correcta de practicarlo. Cada acto de amor propio, grande o pequeño, es valiente y atrevido. Cuantos más realices, más avanzarás en tu viaje hacia el amor propio. Es hora de movilizarte por elevar tu amor.