Beneficios del automasaje

El automasaje va más allá del cuidado de la piel. Darnos un masaje con nuestra manteca corporal, hidratante o aceite favoritos unas cuantas veces por semana es un ritual muy potente que ayuda a reducir los niveles de estrés y mejorar los de felicidad y nos empodera para aceptar nuestros cuerpos, únicos y magníficos.

Close up shot of woman's legs

¿Qué beneficios tiene el automasaje?

Con el mundo en un fluir continuo, a todos nos vendría bien relajarnos un poco. Piensa en la última vez que te dieron un masaje. Probablemente, notaste que se relajaba la tensión y a lo mejor te dio un subidón de energía.

Model wearing pink sports bra applying oil to arms

¿Has oído hablar de los automasajes? Son los que te aportan los beneficios, pero sin tener que moverte de casa. Te ayudan a apreciar de verdad tu cuerpo y empezar tu camino hacia elevar tu amor.

¿Qué tienen los masajes que nos hacen sentir bien? Pues resulta que tocar nuestra piel libera la hormona del amor, la oxitocina. El automasaje también ayuda a aumentar los niveles de dopamina y serotonina, las hormonas encargadas de que nos sintamos bien. También puede contribuir a reducir los niveles de cortisol, la hormona natural del estrés, y reducir las pulsaciones y la tensión.

Cómo hacerse un automasaje

Muchos pensamos en un masaje como en un lujo, algo que reservas para darte un capricho. Pero, ¿y si pensáramos en el automasaje como parte de nuestra rutina de cuidado personal, un paso que nos acerca más al amor propio?

Prueba a elegir tu aceite corporal favorito, o una manteca corporal que todavía no hayas probado. Elige una que sea especialmente nutritiva o que sea relajante o revitalizante. Puedes practicar a aplicarla en movimientos longitudinales por brazos y piernas, o incluso hacer movimientos circulares en los lóbulos de las orejas. ¿Sabías que masajear los lóbulos, tirando y frotándolos con delicadeza, estimula la liberación de endorfinas, las hormonas de la felicidad?

También puedes probar con los puntos donde notes dolor. Por ejemplo, si notas tensión en el cuello, baja los hombros y estira la espalda y luego pasa los dedos haciendo círculos por las zonas tensas. Repite en sentido contrario durante unos minutos. También puedes liberar el estrés o notar un impacto de energía masajeándote los pies.

EL MASAJE COMO RITUAL PARA ELEVAR TU AMOR

Incluye un automasaje en tu rutina habitual de amor propio. Prueba a tocar cada parte de tu cuerpo, las menos firmes, las que tienen vello, y asegúrate de hacerlo con amor, con ternura, con humor.

Woman applying body scrub to back

Sea lo que sea lo que decidas hacer, la parte de tu cuerpo en la que te enfoques, recuerda que el objetivo es que te aceptes. Elige tu manteca corporal favorita, piensa que es tu nueva arma de amor propio y practica un automasaje varias veces por semana. En serio, es imposible que no te guste.