Skip to content Skip to site navigation Skip to footer

Cómo cuidar los labios secos

¡Tu sonrisa no tiene precio! Por eso tienes que mantener tus labios lo más sanos posible. La sequedad labial es una faena cuando te gusta dar besos, y es difícil recuperar su suavidad y tersura naturales. Por eso necesitas una rutina para los labios secos. Vamos a darte nuestros mejores consejos de cuidado labial para que puedas resolver algunos de los problemas que causan la sequedad y rescatar tus preciados morritos. Te ayudamos a hidratar y proteger tus labios para que esa sonrisa luzca radiante a todas horas.

Una mujer se toca el labio

¿Qué es la sequedad labial?

Los labios son, metafórica y literalmente, como esponjas, ya que absorben el agua para hidratarse. Pero también son una de las pocas partes de tu cuerpo que no pueden sudar ni producir aceites. Por eso mismo son muy vulnerables ante la deshidratación. Debes tener especial cuidado cuando estés en entornos con temperaturas extremas o vientos secos.

Los labios siempre están en contacto con los elementos, por lo que también les afecta el nivel de humedad del aire. La falta de agua en el aire (humedad ambiente) es terrible para tus morritos. Ya sabes que los labios son como esponjas y absorben el agua del aire; cuando hay poca humedad en el ambiente, pueden resecarse, estropearse o incluso despellejarse. Y claro, estas no son las condiciones ideales para los besos.

La sequedad de los labios puede variar mucho: desde una leve tirantez o aspereza hasta llagas, grietas o descamación. No tiene nada de divertido. Por otra parte, no es lo mismo tener los labios secos a causa de la deshidratación que sufrir esa sequedad a causa de una afección médica.

Antes de contarte nuestros mejores consejos para la sequedad de los labios, vamos a dejar claro este tema. Si sientes los labios calientes, doloridos o inflamados, o si tienes ampollas, no apliques ningún cosmético y busca ayuda médica.

Causas de la sequedad labial

1. Climas extremos

Tenemos que cuidar del planeta para evitar las condiciones climáticas extremas. ¡Y nuestros labios no podrían estar más de acuerdo! Los labios se secan con el viento y con el frío y calor extremos, por lo que necesitan la protección de un buen bálsamo labial con SPF. Los interiores también son peligrosos, ya que tanto la calefacción como el aire acondicionado pueden secar los labios. Las cabinas presurizadas de los aviones, por ejemplo, son terribles para la sequedad.

2. Bajo consumo de agua

¿Bebes suficiente agua? Todos en el mundo de la belleza saben que la hidratación es una de las mejores maneras de que tu piel luzca densa y saludable. Beber suficiente agua te evitará, literalmente, muchos dolores de cabeza. Lo mismo ocurre con los labios. Los expertos dicen que, de media, deberíamos beber unos 2 litros diarios. Te recomendamos beber agua del grifo filtrada. Para evitar el uso de botellas de plástico, hazte con una botella reutilizable.

3. Malos hábitos

Cuando sientes los labios secos, la reacción natural es lamértelos. Sintiéndolo mucho, tenemos que decirte que esto es muy perjudicial. Los labios no se llevan bien con las enzimas digestivas que contiene nuestra saliva. Además, esta se seca rápidamente, llevándose consigo la humedad de tus labios. Sabemos que es difícil, pero intenta no lamerte los labios cuando los tengas secos.

Rutina de cuidado labial

Seguro que a ti también te encantan las rutinas de belleza. Ya sabemos que el tiempo es el bien más escaso en el mundo de hoy pero, si tienes los labios secos, será mejor que les prestes un poco de atención y elijas un buen cuidado labial para acompañarte a diario.

PASO 1: DESMAQUÍLLATE

Seguro que a ti también te encantan las rutinas de belleza. Ya sabemos que el tiempo es el bien más escaso en el mundo de hoy pero, si tienes los labios secos, será mejor que les prestes un poco de atención y elijas un buen cuidado labial para acompañarte a diario.

PASO 2: EXFÓLIATE LOS LABIOS

Por si no era suficiente con la limpieza labial, aquí tienes otro gran secreto de los labios secos. Al igual que el rostro, los labios acumulan células muertas, y es buena idea exfoliarlos suavemente para que luzcan lo mejor posible. Humedece tu Toallita de Muselina con agua tibia y masajea tus labios cuidadosamente con pequeños movimientos circulares. Esta miniexfoliación es suave, aunque muy eficaz para cuidar tus labios.

PASO 3: APLICA BÁLSAMO LABIAL

Ahora tus labios están listos para recibir cariño, y con “cariño” nos referimos a esos ácidos grasos que tanto anhelan. Tenemos un todoterreno capaz de hidratar tus labios como ningún otro. Nuestro Bálsamo Labial Protector de Cáñamo está enriquecido con aceite de semillas de cáñamo y ácidos grasos esenciales. Este tratamiento de primeros auxilios siempre es bienvenido, ya que ayuda a calmar e hidratar hasta los labios más secos. Además, su brillo de aspecto natural ayuda a proteger tus labios de los elementos que los resecan.

PASO 4: APLICA UN PRODUCTO HIDRATANTE PARA LABIOS

Unos labios sonrientes y bien hidratados causan sensación. En eso estamos de acuerdo. Nuestras Barras de Labios mate proporcionan una cobertura intensa y un color que atrae todas las miradas. Los labios se ven intensos y con una apariencia más voluptuosa. Es la recompensa perfecta después de tu rutina de cuidado de los labios secos. ¡A besar!

Los mejores consejos para los labios secos

Una mujer se esconde de la cámara

Consejo 1. Hidrátate bien

Ya lo hemos dicho antes, y lo repetimos de nuevo: beber mucha agua es importantísimo para mantener la piel hidratada y los labios jugosos. Hazte con una botella de agua reutilizable de acero inoxidable de 750 ml y no te separes de ella. Intenta rellenarla tres veces al día con agua mineral o filtrada y ¡bebe, bebe, bebe! ¿Sabías que las verduras frescas tienen un alto contenido en agua? Es otra buena razón para tomar cinco o más raciones como parte de tu dieta diaria. Seguro que no necesitamos recordártelo, pero la cafeína y el alcohol deshidratan; intenta moderar su consumo.

Una mujer se limpia el sudor de la frente

Consejo 2. Trata de no lamerte ni morderte los labios

Sabemos lo tentador que es lamerse los labios cuando están secos y mordisquear los restos de piel que quedan en la superficie. Solemos hacerlo de forma inconsciente, cuando estamos concentrados o cuando sentimos nervios y ansiedad. La sensación de tocar zonas sensibles de nuestro cuerpo, como los labios y las manos, puede resultar reconfortante. Pero la costumbre de arrancarte esos pellejitos acaba provocando daño en la piel, inflamación e incluso sangrado. Intenta no lamerte los labios cuando están secos, ya que puedes resecarlos aún más, y trata de no mordértelos. Para mantener los dientes y la lengua a buen recaudo dentro de la boca, aplícate una buena capa de bálsamo labial.

Hidratante labial sobre una encimera

Consejo 3. Usa un bálsamo labial con SPF

A todas nos encanta probar un bálsamo labial nuevo y sentir que nuestros labios están perfectamente hidratados. Los labios no excretan sebo (el aceite natural que protege el resto de la piel del cuerpo), por lo que son mucho más vulnerables a los rayos solares. Por eso es buena idea usar un bálsamo labial con, al menos, protección solar SPF 15. No importa si hace sol, llueve, nieva o truena: tus labios agradecerán salir siempre a la calle con protección solar. Prueba nuestro cremoso Stick Labial de Vitamina E con SPF 15. Está enriquecido con aceite de coco de Samoa y con aceite de oliva de Comercio Justo con Comunidades de Italia. Además de ayudar a hidratar tus labios, te ofrece protección contra los nocivos efectos de los rayos solares.

CREMA DE MANOS SOBRE UNA BALDOSA DEL BAÑO

Consejo 4. Aplica un tratamiento de labios nocturno

La noche es el mejor momento para darle a tus labios lo que necesitan. Tienen muchas horas por delante para absorber toda esa hidratación y aceites nutritivos que no pueden generar por sí mismos. No te cortes: aplica una buena capa de nuestra Manteca de Karité para calmar e hidratar los labios secos. Cuando te levantes, tus labios estarán deliciosamente suaves y sedosos. ¡Aprovecha para darle un buen beso a tu persona favorita! ¡Es genial para empezar el día!

CREMA DE MANOS SOBRE UNA BALDOSA DEL BAÑO

Crea tu propio exfoliante labial

A todos nos gustan los regalos hechos a mano, así que deleita a tus labios con algo que hayas preparado tú. Tus labios prefieren que los trates con delicadeza. Mímalos con una suave y deliciosa sesión exfoliante para la que solo necesitarás nuestra Manteca de Karité y un poco de azúcar.

NECESITARÁS:

  • Manteca de Karité
  • Azúcar granulado
  • Un cepillo de dientes suave

PASO 1:

Mezcla una cucharadita de manteca de karité con una cucharadita de azúcar granulado en una taza.

PASO 2:

Aplica la mezcla de manteca de karité y azúcar en el cepillo de dientes y cepíllate suavemente los labios y su contorno, realizando pequeños movimientos circulares durante 1 o 2 minutos.

PASO 3:

Cuando hayas finalizado la sesión exfoliante, aplica una generosa cantidad de nuestra Manteca de Karité pura sobre los labios para conseguir una sensación de hidratación profunda. El siguiente paso es opcional: busca a alguien con suerte para comprobar la suavidad de tus labios.