Exfoliante Corporal de Moringa

PARA PIELES SECASEXFOLIACIÓN SUAVEVEGANO

Sé el/la primero/a en escribir una reseña
¿En qué te ayuda?

Consigue que tu cuerpo se sienta sedoso con nuestro nuevo exfoliante corporal de Moringa.

Saca una cucharada de nuestro exfoliante suave y aplícalo sobre la piel seca o húmeda. Masajéalo, trabajando desde los dedos de los pies hasta el cuello. Elimina y exfolia las células muertas de la piel para dejar la piel seca más suave. Aclara y revela la suavidad.

Probado dermatológicamente y certificado por Teh Vegan Society, está hecho con un 96% de ingredientes de origen natural, incluyendo nuestra manteca de karité de Comercio Justo con Comunidades y el aceite de semillas de moringa de Comercio Justo con Comunidades, por lo que puedes frotarte sabiendo que le estás haciendo un bien a tu piel. Enriquecido con partículas de cáscara de nuez inglesa, este exfoliante rico y suavizante tiene una fragancia fresca y floral de moringa y deja la piel nutrida de hidratación y amada. ¿Hemos mencionado que también viene en una tarrina 100% reciclable*?

*Cuando las instalaciones locales lo permitan.

  • Exfoliante corporal suave
  • Para piel seca
  • Exfolia y pule
  • Ingredientes 96% de origen natural
  • Probado dermatológicamente
  • Registrado por The Vegan Society
Seleccionar tamaño
Qty
Exfoliante Corporal de Moringa
17,50 €

Cómo se usa

  1. Extraer una pequeña cantidad de exfoliante.
  2. Extender sobre la piel húmeda en la ducha con suaves movimientos circulares.
  3. Pulir y exfoliar el cuerpo.
  4. Aclara.

Aceite de semillas de moringa de Comercio Justo con Comunidades

Un aceite milagroso para la piel

El aceite de moringa se extrae de su preciada semilla, rica en Omega 9, y lleva miles de años usándose para hidratar y proteger la piel. ¡Nos encanta!

La moringa se conoce como “el árbol milagroso”. Crece en entornos muy complicados, ayuda a que otras especies sobrevivan y prosperen y sus semillas producen un aceite ultrahidratante. No necesita mucha agua, por lo que es un excelente cultivo para zonas áridas. Además, las abejas adoran el néctar de las flores de moringa. Con su follaje, los árboles de moringa dan sombra a otros cultivos y los protegen del ardiente sol de Ruanda, ayudando así a su correcto crecimiento.

Los agricultores cultivan y seleccionan a mano las vainas de moringa. Mediante un proceso llamado “aventamiento”, separan las semillas de sus cáscaras.

Descubre la línea de Moringa

El aceite de semillas de moringa que usamos proviene de Asili Natural Oils, nuestro proveedor de Comercio Justo con Comunidades de Ruanda. Nuestro socio ofrece una fuente sostenible de ingresos a los agricultores de las áridas provincias orientales de Ruanda, donde las posibilidades de obtener ingresos son escasas.