¿QUÉ ES LA PIEL NORMAL?

La piel normal es de todo menos “normal”. En cierto modo, es un poco de todo: puedes experimentar sequedad, algo de grasa o incluso sensibilidad, como en un bufé en el que hay un poco de cada cosa. Pero en general, la piel normal está bien equilibrada. No da demasiado trabajo. Olvídate de ser corriente, la piel normal puede ser extraordinaria si se cuida adecuadamente. ¿Y quién no quiere una piel radiante con aspecto saludable? Es el mejor invento desde el pan de molde. Sigue leyendo para descubrir nuestros pequeños consejos y mejores rutinas de cuidado de la piel normal.

Una mujer sostiene su rostro

¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO PIEL NORMAL?

Principalmente encontrarás que la superficie de tu piel tiene un aspecto más sano. Los poros prácticamente desaparecen y no tienes que luchar constantemente contra las imperfecciones, además la sensibilidad de la piel no apareció por tu mente, ni por tus mejillas. De hecho, se puede decir que para responder a la pregunta de “que es la piel normal”, tendrías que hablar de cómo no es.

En general, la piel no es demasiado grasa o demasiado seca. Como diría Ricitos de Oro, es como tiene que ser. Pequeñas sequedades, puntos de sensibilidad o aparición de grasa ocasional, todos estos potenciales problemas de la piel pueden surgir en cualquier momento en pieles de tipo normal, pero cuando lo hacen, suelen resolverse rápidamente, en lugar de ser lo habitual como sucede en sus respectivos tipos de piel. La grasa natural de la piel (creada por las glándulas sebáceas que se encuentran bajo cada poro) está tan bien equilibrada como un maître d’ haciendo malabarismos expertos con los platos. Eso significa que tus glándulas, por naturaleza, son bastante eficientes a la hora de mantener todo en orden.

De hecho, puedes encontrar que solo cuando los elementos cambian con rapidez ves que se modifica este equilibrio. Los extremos pueden cambiar las cosas y provocar que la piel reaccione; tanto las temperaturas muy elevadas como las condiciones gélidas pueden resecar la piel. Esto podría dar lugar no solo a sequedad en el rostro, sino también a grasa. Esta grasa extra proviene de estas ingeniosas glándulas sebáceas, que están engañadas pensando que tu rostro necesita más grasa debido a la falta de hidratación que señala esta nueva sequedad.

Rostro de hombre

¿POR QUÉ TENGO PIEL NORMAL?

En su mayor parte, tu tipo de piel normal, al igual que todos los tipos de piel, se lo debes a tus padres. Igual que sucede con otros rasgos físicos y de la personalidad que se heredan a través del ADN, tu tipo de piel normal es otra característica que recibiste de tu madre o tu padre.

Pero incluso aunque todos en tu familia tengan la piel normal, la tuya puede ser algo diferente a la de los demás miembros de la familia. La llamada piel normal es normal de la misma forma que lo es cualquier otra cosa que se considera “normal”. Además, lo que es normal para tu piel puede cambiar de un día a otro. Pero en esencia, tu versión de normal es única para ti. Tu piel se comporta en su conjunto siguiendo las características de la piel normal.

¿Qué queremos decir cuando decimos que la piel normal está bien equilibrada? O como se dice en términos científicos, que es una piel eudérmica. Lo que queremos decir es que la zona T (la frente, la barbilla y la nariz) puede tener un poco de grasa de vez en cuando, pero en general los niveles sebáceos y de hidratación en todo el rostro son estables. No sientes el rostro ni demasiado graso ni demasiado seco. Esto se debe a que tu piel tiene un talento natural para equilibrar los dos tipos de hidratación que necesita, es decir, ambos lados de la balanza están en equilibrio.

El primer tipo de hidratación lo proporciona la grasa, la sustancia grasa llamada sebo que procede de las glándulas sebáceas que se encuentran bajo la superficie de la piel. La piel produce esta grasa de manera natural para mantener la superficie hidratada. El otro hidratante que necesitamos procede del agua y prácticamente viene del interior, es decir, de la cantidad de agua que bebemos. Por tanto, “bien equilibrada” básicamente significa que tiene una proporción equilibrada de grasa y agua.

Cuatro características de la piel normal

Piel bien equilibrada

No demasiado grasa, no demasiado seca. La piel bien equilibrada tiene el grado adecuado de hidratación. La forma que tiene tu piel de retener el agua es perfecta. Y la forma en que extrae la grasa contribuye a ello. Tic, tac.

Piel uniforme y redensificada

El tono de la piel suele ser uniforme y liso. Sientes el rostro suave al tacto y con un aspecto naturalmente redensificado y saludable. Seguro que ahora entiendes por qué de pequeña te pellizcaban constantemente las mejillas.

Los poros están poco abiertos

¿Nunca antes te habías parado a pensar en el tamaño de los poros? Unos poros poco abiertos son uno de los rasgos de la piel normal. Además, verás que tu piel no está tan brillante y no tiene tendencia a la descamación.

Mínimos problemas cutáneos

Si tienes alguna imperfección, será infrecuente. Los puntos negros y los granos no son un problema para ti. La piel normal crea y tiene que soportar menos problemas cutáneos que las pieles grasas, secas o mixtas.

Una mujer se aplica hidratante en el rostro

Cómo cuidar la piel normal

Tienes piel normal, o lo que pensamos que es una piel perfectamente equilibrada. Tu trabajo es ayudarla a que siga así. Un poco de cuidado y de atención tanto interno como externo hará maravillas. Empecemos con saltos de tijera (y va en serio). Una rutina regular de ejercicio puede aumentar la circulación sanguínea, lo que ayuda a que llegue más oxígeno y nutrientes a tu piel. ¡Todo son ventajas! Y luego, agua y más agua. Como sabemos, no hay nada que le guste más a la piel que estar hidratada para tener un aspecto más firme y joven. Uno o dos litros de agua al día deberían ser suficientes. Y la parte final de este particular discurso es, por su puesto, “que somos lo que comemos”. Una dieta fresca y equilibrada repleta de verduras ricas en vitaminas y alimentos integrales no adulterados como las nueces y las legumbres será tu mejor aliada para alimentar esa belleza equilibrada con los nutrientes que necesita para mantenerse estable.

Consejos para cuidar la piel normal

Productos con vitamina E de The Body Shop en un lavabo

CONSEJO 1: No uses productos que están diseñados para tratar problemas que tú no tienes

Puede resultar tentador escudriñar los poros en busca de imperfecciones, especialmente si estás al día en tendencias de cuidado de la piel o piensas que un parche efímero de sequedad o grasa está durando más tiempo de lo habitual. Pero incluso la piel normal muestra estos signos algunas veces. En particular cuando los elementos pueden crear un poco de grasa extra temporal o provocar tensión en la piel. Del mismo modo, el agua demasiado caliente de la ducha puede resecar la piel. Y fumar puede reducir los niveles de hidratación de la piel. Por tanto, antes de empezar a usar productos de cuidado de la piel específicos en un intento de ayudar a mantener la grasa bajo control o de reponer profundamente la hidratación, ¡da un paso atrás! Los productos con esas fórmulas específicas están pensados solo para aquellas personas que están sufriendo estos brotes y problemas de manera habitual en su tipo de piel. Si los usas en tu piel normal, es muy probable que crees tus propios problemas.

Skin Defence de The Body Shop

CONSEJO 2: Usa una hidratante con SPF

Como ocurre con las flores que buscan el sol, a todos nos gusta la sensación que el sol provoca en nuestra piel. Y son muchos los beneficios físicos y mentales que nos aporta el sol. Pero hay que tener cuidado, un exceso de estos beneficios puede dar lugar a graves efectos secundarios negativos y a daños en la piel debidos a los rayos UVA y UVB. Por una parte sería la aceleración del proceso de envejecimiento, y por otra las quemaduras solares. Por tanto, la mejor hidratante para el cuidado de la piel normal es la que viene con SPF. Contamos con numerosas hidratantes y cremas de día con SPF para protegerte de los rayos del sol, como nuestra Loción Multiprotección Skin Defence SPF 50+ PA++++, nuestra Vitamin E Moisture Protect Emulsion SPF 30 PA+++ y la Loción Hidratante Calmante De Aloe FPS 15 PA++.

Unas manos sujetan Base De Maquillaje Fresh Nude Foundation de The Body Shop

CONSEJO 3: Usa maquillaje con SPF

Como todo este asunto del sol no es ninguna nimiedad, la conclusión es que cualquier producto que apliques a tu rostro después de la hidratante debería incluir protección UV. Nuestra Base De Maquillaje Fresh Nude Foundation incluye SPF 15 para aportar una mayor defensa encima de la protección habitual. La piel normal adorará esta base. Está enriquecida con aloe vera orgánico de comercio justo con comunidades y calma la piel a la vez que la ayuda a tener un aspecto más uniforme y matificado.

Rutina de cuidado de la piel para piel normal

Unas manos dosifican Espuma Limpiadora Suave Drops of Youth™ de The Body Shop

Paso 1: Limpiar

Para el gran equilibrio necesitas aliados de rutina de cuidado de la piel perfectamente preparados. Te recomendamos comenzar con nuestro mejor limpiador para piel normal, la deliciosa Espuma Limpiadora Suave Drops of Youth™. Enriquecida con células madre vegetales y aceite de semillas de moringa de comercio justo con comunidades de Ruanda, domina a la perfección el arte de la limpieza sin resecar la piel. Forma una agradable espuma al instante que ayuda a dejar la piel más firme, suave y en dulce armonía con el universo.

Una mujer aplica tónico en un disco de algodón

Paso 2: Tonificar

La tonificación es el último paso en el sutil arte de mantener a tono la piel normal. Los tónicos ayudan a asegurar que todo el maquillaje, los restos de limpiador y la suciedad desaparezcan, a la vez que preparan la piel para la hidratación al eliminar el exceso de grasa. Nuestro Tónico Hidratante Vitamina E está elaborado con una fórmula de primera clase y enriquecido con vitamina E y aceite de germen de trigo. Ayuda a tonificar la piel y a que tenga un aspecto más hidratado.

Concentrado de Juventud Drops of Youth de The Body Shop

Paso 3: Usar un sérum

¿Te preguntas cómo cuidar la piel normal? Toda rutina de cuidado de la piel de alta calidad requiere un sérum. Pensamos que tu adorado rostro se merece nuestro sofisticado Concentrado de Juventud Drops of Youth™, infusionado con células madre de tres plantas: flor de las nieves (Edelweiss) de los Alpes italianos, hinojo marino y cardo marino de la costa bretona. Todas ellas ayudan a que la piel se sienta más fresca, hidratada y con aspecto sano.

Una mujer se aplica crema facial

Paso 4: Crema para el contorno de ojos

Nuestros ojos están rodeados de una piel que es un poco más sensible y fina que otras áreas del rostro. Esta zona necesita cuidados de la piel especiales para mantenerse equilibrada. Y qué mejor manera de cuidar el delicado contorno de ojos que nuestra Crema Contorno de Ojos Vitamina E. El magnífico producto que guarda este pequeño tubo está formulado con vitamina E, ácido hialurónico y aceite de germen de trigo, y ayuda a hidratar el contorno de ojos para refrescarlo y que no tenga aspecto cansado.

Unos dedos toman Crema de Día Vitamina E de The Body Shop

Paso 5: Hidratar

Después de agasajar a tu rostro con algunas gotas de sérum, puedes dejarte llevar con una perfecta hidratante. Y tenemos un verdadero icono para ti que es uno de los habituales en las baldas de los cuartos de baño. Dile hola a nuestra Crema de Día Vitamina E Esta completa y sencilla fórmula es el aliado perfecto para hidratar las pieles normales. Infusionada con vitamina E y aceite de semilla de frambuesa, esta sedosa leyenda se desliza por el rostro con una textura ligera que se absorbe rápidamente y ayuda a proporcionar hasta 48 horas de refrescante hidratación.

Vitamin E Moisture Protect Emulsion de The Body Shop

Paso 6: Usa hidratante con SPF

Y, por si no lo has adivinado, el siguiente paso es la hidratante con SPF. Independientemente del tiempo que haga, los dañinos rayos del sol pueden causar estragos con los pigmentos de la piel, así que es de sentido común incluir un SPF en tu rutina de cuidado de la piel diaria. Puedes continuar con el cuidado de alta calidad de tu piel normal con uno de los productos favoritos de la marca, Vitamin E Moisture Protect Emulsion SPF30. Con ella también consigues la hidratación constante de nuestra icónica hidratante con SPF y vitamina E. Ya tienes motivos para sonreír.

Vitamin E Crema De Noche Vitamina E de The Body Shop

Paso 7: Crema de noche

A todos nos encanta dormir y a la piel normal equilibrada le ocurre lo mismo. Las células de la piel se renuevan con nutrientes corporales mientras descansamos. Pero también podemos perder hasta un litro de hidratación durante la noche, por eso es importante darle a nuestro rostro un extra de hidratación mientras dormimos. Completa tu ejemplar rutina de cuidado de la piel normal con la Crema De Noche Vitamina E. Es cremosa pero de fácil absorción, y está infusionada con ácido hialurónico biofermentado y manteca de cacao de Ghana. Como una buena noche reparadora para tu rostro, ayuda a reponer y proteger la piel para que te levantes sintiéndola más suave y firme.

Unas manos dosifican Espuma Limpiadora Suave Drops of Youth™ de The Body Shop

“Mi piel está más suave y con un aspecto más luminoso y limpio después de usar este producto. Me encanta”.

– Nightiowl

Espuma Limpiadora Suave Drops of Youth™

Ver ahora