Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Regalo neceser por compras desde 50€*. Código: 19806 | Envío gratis desde 20€ a puntos de recogida

Regalo neceser por compras desde 50€*. Código: 19806 | Envío gratis desde 20€ a puntos de recogida

¿Qué es la piel sensible?

Todos sabemos que la sensibilidad para con los demás es señal de una gran inteligencia emocional. Pero, ¿y la piel sensible? Eso no es tan bueno. Pero una vez descubras la rutina perfecta para ti, podrás dejar de preocuparte de tu piel sensible de una vez por todas. Los rostros y cuerpos delicados se ven y se sienten mucho mejor con nuestro maquillaje y cuidado corporal para piel sensible. ¿No sabes si tienes la piel sensible? No busques más; descubre los síntomas, las causas que la provocan y, por supuesto, nuestro mejor cuidado para la piel sensible.

Una mujer se aplica un tratamiento

Síntomas de la piel sensible

La piel sensible no es un término clínicamente reconocido, y se manifiesta en las personas de diferentes formas. Básicamente, es una piel que tiende a irritarse con facilidad y es más reactiva. Si tienes la piel sensible, seguramente ya lo sepas. La sentirás molesta y sensible al tacto, tirante y seca, o bien con imperfecciones. Puede que te ruborices fácilmente y que tengas zonas con un tono más rojizo. También puede que sientas picores y sequedad, o que tengas erupciones. Quizá tu piel tenga intolerancia a ciertos productos o ingredientes agresivos. Además, es posible que los elementos del clima también te causen irritación. ¡No nos extraña que te dé miedo probar nuevos productos de cuidado facial y corporal!

Puede que tengas la piel sensible desde siempre, o que tu sensibilidad se haya acentuado con el tiempo. Al igual que nuestros otros atributos, algunas personas ya nacen con predisposición a tener la piel sensible. Otros la desarrollan con el tiempo, y otros no la sufren nunca o casi nunca. Sea como sea, tu piel sensible no volverá a ser un problema cuando pongas en práctica todos nuestros trucos y consejos de cuidado facial para pieles sensibles. Aunque las molestias de la piel sensible son distintas para cada persona, hemos diseñado una amplia línea de productos para todas las pieles sensibles que las limpian e hidratan con suavidad de la cabeza a los pies.

¿Qué causa la piel sensible?

Aunque la causa de la piel sensible sigue siendo un misterio, la ciencia tiene bastante información sobre lo que ayuda a este tipo de piel y lo que no.

Nuestra piel tiene una capa protectora natural de grasa, la barrera lipídica. Este mecanismo de defensa nos permite retener la hidratación de la piel y protege de agentes que pueden dañarla, como los químicos o los elementos. Cuando esta barrera está debilitada o es más fina de lo habitual, las terminaciones nerviosas de la capa superior de la epidermis (la parte externa de nuestra piel) pueden quedar expuestas a todas estas partículas perjudiciales. Ahí es cuando aparece la irritación.

Si la barrera lipídica de tu piel es fina o está debilitada, también absorberás los productos de cuidado de la piel más profundamente, por lo que será más probable que un producto agresivo te cause un brote. De la misma manera, a la piel le cuesta más retener la humedad natural. Por eso la piel sensible suele estar seca. Es la pescadilla que se muerde la cola, ya que la sequedad y la deshidratación (cuando la piel no tiene suficiente grasa y/o agua) también pueden causar sensibilidad cutánea. Si ya tienes la piel sensible, puede que los cambios de tiempo o los cambios internos, como las hormonas o el estrés, empeoren aún más el estado de tu piel. Esto es muy habitual, y no es ninguna coincidencia.

Nuestros rostros y cuerpos están expuestos a elementos de todo tipo a diario, por lo que, si tu barrera lipídica es naturalmente débil, se verá influida por muchos factores. Ya que cada uno de nosotros experimentamos la piel sensible de diferente forma, los distintos tipos de sensibilidad y la gravedad de esta son infinitos. El cuidado de la piel sensible suele ser un asunto secundario, pero ya es hora de que te encargues de ella. Al dar todo el protagonismo a cada tipo de piel sensible, también hemos conseguido mejorar nuestros productos para la piel sensible.

Una mujer se aplica tónico

¿Cuáles son los distintos tipos de piel sensible?

Sensible por naturaleza

La piel sensible suele ser una característica hereditaria. Eso es, agradéceselo a tus padres y abuelos. Esta tendencia, que se transmite a lo largo de generaciones, puede provocar que la barrera protectora de tu piel sea más fina de lo que debería. Además de esta herencia biológica, ciertas afecciones inflamatorias de la piel, como el eccema (picor debido a la sequedad), la dermatitis de contacto (erupción tras haber entrado en contacto con alérgenos), la psoriasis (zonas con descamación o erupciones) o la rosácea (piel enrojecida en la que se ven los vasos sanguíneos) también pueden ser hereditarias. Ten en cuenta que estas suelen ser afecciones estables, no brotes esporádicos provocados por la piel sensible. Por ello, deberías consultar a tu médico para tratarlas adecuadamente.

Sensibilidad a los elementos

Con el tiempo, la piel puede desarrollar sensibilidad a factores externos, como los rayos UVA del sol, la calidad del aire, el humo del tabaco o incluso los cambios de temperatura. Dependiendo de dónde vivas y trabajes, estos factores pueden ser inevitables. En fin, ¡todos vivimos en la Tierra! Y, si viajas mucho en avión, ten presente que la sensibilidad cutánea suele intensificarse en ellos. El aire acondicionado de los aviones puede ser catastrófico para la piel de todos los tipos, no solo para la piel sensible.

Sensibilidad interna y externa

Si tu piel tiende a reaccionar ante algunos factores, querrás evitarlos, pero es más fácil decir esto que hacerlo. La sensibilidad puede venir provocada por factores de todo tipo, desde los tejidos sintéticos y los productos de limpieza hasta el polvo y las mascotas. La piel sensible puede empeorar con el agua caliente, las aguas duras y el cloro. Incluso factores internos, como el estrés y los cambios hormonales (como el embarazo o la menopausia) pueden causar todo un drama en tu piel. Por último, un importante factor de sensibilidad cutánea puede ser el uso de productos de cuidado corporal inadecuados para tu tipo de piel. Ciertos ingredientes agresivos pueden provocar reacciones cutáneas, como rojeces e irritación.

Debilitamiento de la barrera protectora

Quizá no hayas nacido con la piel sensible, pero la desarrolles a lo largo del tiempo. La protección natural de nuestra piel puede debilitarse con la edad, ya que la barrera lipídica tarda más tiempo en regenerarse. Cuanto más fina sea la piel, más probable será que pueda irritarse, creando nuevas sensibilidades o acentuando las ya existentes. También puede que, por primera vez en tu vida, sufras las molestias de la piel sensible. Para agravar aún más el proceso, la exposición solar también puede debilitar la piel, haciéndola más sensible y marcando más las venas y capilares.

Una mujer se aplica gel calmante en el rostro

¿Cómo cuidar la piel sensible?

¿A veces te parece que tu piel va a su rollo? No desesperes: estamos aquí para ayudarte a equilibrar tu piel sensible. Aunque ciertas causas se pueden controlar, la sensibilidad de la piel no es algo que se pueda evitar al 100 %. Por suerte, con el cuidado facial adecuado, incluida crema para piel sensible e incluso maquillaje, ayudarás a proteger tu rostro y podrás mantenerlo suave e hidratado.

Además de empezar a usar productos para piel sensible, deberás tener en cuenta cómo los usas. Trata tu piel con delicadeza para mantener los brotes a raya; no la laves con demasiada frecuencia ni utilices exfoliantes abrasivos, ya que ambas cosas agravarán tu sensibilidad. Intenta tener las manos siempre limpias cuando te toques la cara, y evita rascártela.

Sigue nuestros consejos para piel sensible y, antes de que te des cuenta, podrás olvidarte de los brotes para siempre.

Cuidado facial para piel sensible

Espuma Limpiadora Calmante de Aloe de The Body Shop

Nuestro mejor limpiador facial para piel sensible

La Espuma Limpiadora Calmante de Aloe es ideal cuando necesitas limpiar el rostro con delicadeza. Su refrescante espuma arrastra la suciedad de tu piel al tiempo que la calma y la refresca. Para un resultado óptimo, asegúrate de usar agua tibia en la limpieza facial. Así evitarás los posibles efectos del agua demasiado caliente en la piel sensible.

Ver ahora
Limpiador Calmante Cremoso de Aloe de The Body Shop

Nuestro mejor limpiador para piel sensible

Los limpiadores suaves son el arma no tan secreta que ayuda a calmar e hidratar la piel sensible acabando con el maquillaje, los restos de suciedad y las impurezas. Descubre nuestro Limpiador Calmante Cremoso de Aloe. Este imprescindible para pieles sensibles tiene una textura sedosa y no grasa. Aplícalo realizando un suave masaje y siente cómo calma la piel. A continuación, elimina los restos del limpiador de Aloe con un disco de algodón, con nuestra Toallita de Muselina o con agua para dejar la piel limpia y calmada.

Ver ahora
Crema de Día Calmante de Aloe de The Body Shop

Nuestra mejor hidratante para piel sensible

El uso de una hidratante calmante para piel sensible es de vital importancia si quieres asegurar que tu piel esté bien hidratada y evitar brotes debidos a la sequedad. Nuestra Crema de Día Calmante de Aloe ha sido diseñada justo para eso, y ayuda a calmar y renovar tu piel. Al igual que con cualquier otro producto nuevo que quieras introducir en tu rutina, asegúrate de probarlo antes en una pequeña zona. Aplica un poco detrás de una oreja antes de irte a la cama y, por la mañana, comprueba que no te haya provocado irritación. La noche siguiente, aplica un poco junto a uno de los ojos. Si al día siguiente no aprecias irritación, puedes usar el producto en todo el rostro.

Ver ahora
Planta de aloe vera

El poder del Aloe para la piel sensible

Con su afilado exterior, ¿quién diría que el aloe vera es el mejor amigo de las pieles sensibles? El gel calmante que contienen las hojas de esta planta tropical se ha usado como hidratante natural durante siglos, incluso para las pieles sensibles.

El aloe vera que usamos en nuestra línea para pieles sensibles proviene de Comercio Justo con Comunidades de Campeche, en la península de Yucatán, en México. Las hojas se recolectan y se cortan a mano en un plazo de 6 horas para garantizar la máxima frescura. Desde 2015, nuestro programa de Comercio Justo con Comunidades apoya a las agricultoras indígenas que viven junto a las selvas tropicales. Ayudamos a su empoderamiento ofreciendo una fuente de ingresos sostenible obtenida de este recurso natural. Al mismo tiempo, protegemos la selva que, de otro modo, estaría en peligro.

Cuidado corporal para piel sensible

Una mujer se aplica crema exfoliante en el baño

Exfoliación: exfoliante corporal para piel seca y sensible

Nuestro Exfoliante Corporal Cremoso de Leche de Almendras y Miel está especialmente diseñado para exfoliar con suavidad la piel seca y sensible. Eliminar las células muertas es parte integral de una buena rutina de cuidado de la piel; la exfoliación prepara tu cuerpo para recibir los beneficios de los siguientes productos. Este exfoliante cremoso ayuda a eliminar la piel muerta con delicadeza, dejándola mucho más suave. Enriquecido con leche de almendras y miel de Comercio Justo con Comunidades, el aroma de este exfoliante es tan delicioso que te entrarán ganas de bailar cuando lo uses.

Ver ahora
Gel de Ducha Calmante de Leche de Almendra y Miel de The Body Shop

Limpieza: crema de ducha para piel sensible

Ahora que tu cuerpo está exfoliado, el siguiente paso es el Gel de Ducha Calmante de Leche de Almendra y Miel. Al igual que el resto de productos para piel seca y sensible, está formulado para tratar tu piel con delicadeza. Su consistencia cremosa ayuda a limpiar sin necesidad de espuma. También puedes usar este gel de ducha para eliminar cualquier resto de exfoliante. ¡Un aplauso para este suave héroe del cuidado de la piel!

Ver ahora
Una mujer aplicándose manteca corporal

Hidratación: loción corporal para piel seca y sensible

Cuando tu piel necesita un poco de calma, ¿acaso hay algo más placentero que una hidratación en profundidad? Nuestra línea de Leche de Almendras y Miel, formulada especialmente para la piel sensible, es toda una delicia. Prueba nuestra loción corporal para piel sensible y no te arrepentirás. La Loción Corporal Calmante de Leche de Almendras y Miel ayuda a calmar la piel seca y tirante. Su textura ligera mantiene la sensación de hidratación hasta 48 horas. En nuestra emblemática línea de mantecas corporales encontrarás, cómo no, la Hidratante Corporal de Leche de Almendras y miel, que ayuda a recuperar la hidratación de la piel seca y sensible con su intensa textura untuosa.

Ver ahora
Crema de Manos de Karité de The Body Shop

Cuidado de manos: crema de manos para piel sensible

Las manos pueden ser especialmente propensas a la sequedad y sensibilidad cutánea, ya que son de las partes más usadas del cuerpo. Pero ya no tendrás que llevarlas metidas en los bolsillos gracias a nuestra Crema de Manos Calmante de Leche de Almendras y Miel. Pequeña pero matona, ayuda a recuperar la hidratación de tus manos sin dejar sensación pegajosa para que vuelvas a ponerte manos a la obra. La línea es todo un top ventas, y está enriquecida con leche de almendras orgánicas de Comercio Justo con Comunidades de España y miel de Etiopía. Esta crema hidratante para piel sensible es un imprescindible en tu bolso.

Ver ahora
Almendras y miel

Los beneficios calmantes de la Leche de Almendras y Miel

Leche de Almendras y Miel, ¿se te ocurre un dúo más icónico? Estos ases de la hidratación más suave son aún mejores cuando se juntan. Su armonía perfecta ayuda a recuperar la vitalidad de tu piel. Nuestras almendras orgánicas de Comercio Justo con Comunidades provienen de España. Son cultivadas de manera orgánica por pequeños agricultores que emplean métodos de bajo impacto. Después, son recolectadas de forma sostenible y se prensan para obtener su aceite. El aceite de almendras es delicado con la piel y está repleto de Vitamina E (un ingrediente maravilloso para la piel). La miel que usamos en nuestros productos proviene de un enclave de biodiversidad protegida de la UNESCO, la región afromontana de Etiopía. Allí, los “hombres que susurran a las abejas” obtienen su miel mediante procesos tradicionales y sostenibles. La dulce y untuosa miel es un antibacteriano natural. Además, es rica en nutrientes y muy humectante (es la palabra sofisticada para decir que retiene la hidratación). En nuestra emblemática línea de Leche de Almendras y Miel unimos estos dos ingredientes esenciales para cuidar al máximo de la piel sensible.

Rostro de mujer

“El Exfoliante de Leche de Almendras y Miel elimina suavemente las células muertas y deja la piel suave y tersa. Su base cremosa está formulada para respetar la barrera de humedad natural de la piel y su pH.

Dr. Kim, dermatólogo

Maquillaje para piel sensible

¿Crees que tu piel sensible no aguanta el maquillaje? Piénsalo dos veces. Nuestro maquillaje para piel sensible ha sido especialmente diseñado para pieles como la tuya. Los rostros más delicados saltarán de alegría con nuestra línea enriquecida con aloe vera. Para obtener el mejor resultado, asegúrate de que tu maquillaje está siempre limpio y deja de usarlo cuando caduque.

Una mano sostiene distintas bases de maquillaje

Paso 1: Base De Maquillaje Fresh Nude Foundation

La Base de Maquillaje Fresh Nude Foundation es una base perfecta para la piel sensible. Ofrece una cobertura media con hasta 24 horas de hidratación, y está enriquecida con aloe vera de Comercio Justo con Comunidades y agua de rosas de Inglaterra. Su acabado semimate, fresco y cómodo, da a tu piel una saludable luminosidad.

Ver ahora
Unas manos sostienen corrector de The Body Shop

Paso 2: Corrector en Sérum Fresh Nude

Enriquecido con cafeína y aloe vera de Comercio Justo con Comunidades, nuestro Corrector en Sérum Fresh Nude es el complemento perfecto de la Base de Maquillaje Fresh Nude Foundation. Reduce las ojeras y los signos de fatiga y da un tono uniforme al párpado inferior con esta cobertura ligera y duradera.

Ver ahora
Unas manos sostienen base de maquillaje y una brocha de maquillaje de The Body Shop

Paso 3: Fresh Nude Face Base

Nuestra Fresh Nude Face Base actúa como polvo fijador y base de maquillaje para darle a tu delicado rostro un look mate con solo un paso. Puedes optar por una cobertura ligera o trabajar el producto hasta lograr una cobertura total. Su envase, práctico y compacto, incluye espejo y esponjita para que puedas retocarte fácilmente sobre la marcha.

Ver ahora

Desmaquillantes para piel y ojos sensibles

Es muy importante desmaquillarse antes de ir a dormir. Así, te aseguras de que tu piel descansa limpia de la suciedad acumulada durante el día. Nuestra línea de Camomila es adecuada para todos los tipos de piel, incluso para la piel sensible. Por su suavidad, es poco probable que cause brotes. El Desmaquillante de Ojos Suave de Camomila elimina el maquillaje de párpados y pestañas de forma delicada. Es ideal para pieles sensibles y usuarias de lentillas. Nuestra Manteca Limpiadora de Camomila es una suntuosa crema que elimina el maquillaje de todo el rostro con un suave masaje y recupera la sensación de hidratación de tu piel. ¿Prefieres una fórmula en aceite? El Aceite Limpiador de Camomila es un limpiador emulsionante. Añade agua antes del aclarado para sentir toda su hidratación.