Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Beneficios de las mascarillas faciales

Las mascarillas son un producto facial espeso, en gel o de tejido. En comparación con tus productos de cuidado de la piel a largo plazo, tu relación con las mascarillas es como un lío amoroso más intenso. Te las dejas puestas entre 10 minutos y toda la noche (¡madre mía!) y luego te las quitas para lucir una piel que se siente mimada, revitalizada, hidratada… ¿Con cuánta frecuencia debo usar una mascarilla facial? Es mejor usar las mascarillas 2 o 3 veces a la semana. Su uso complementa a tu rutina diaria de cuidado de la piel, aportando a tu rostro un estímulo instantáneo de lo que necesite. No queremos ponernos en plan cursi, pero creemos que eres una persona maravillosa y que te mereces ese extra de cuidado.

Mujer aplicando la mascarilla facial purificante de carbón del Himalaya de The Body Shop

CÓMO APLICAR UNA MASCARILLA FACIAL

Paso 1: Elimina el maquillaje

Antes de ponerte nada en la cara, es esencial que tu rostro esté limpio para que los productos puedan actuar sobre la piel en sí. Ya sabes de qué hablamos. Así que asegúrate de eliminar todo rastro de maquillaje de tu rostro con nuestro Aceite Limpiador de Camomila. Masajea este nutritivo aceite por el rostro seco, añade agua para emulsionar y luego aclárate bien. Está enriquecido con extracto de camomila de Norfolk, Inglaterra, y ayuda a eliminar todo el maquillaje, incluso la máscara de pestañas resistente al agua, dejando una piel limpia y con una sensación de frescura.

Paso 2: Limpiar

Se recomienda una doble limpieza para ayudar a eliminar tanta suciedad, grasa e impurezas como sea posible de la superficie de la piel. Una vez te hayas desmaquillado, es hora de pasar a la segunda parte de esta técnica. Usa nuestro limpiador, el Lavado Facial Vitamina E, para ayudar a eliminar cualquier impureza que pudiera haber quedado en el rostro después de la primera parte de la limpieza. Dejará tu piel más fresca y lista para absorber todos los beneficios de la mascarilla facial.

Paso 3: Aplica la mascarilla facial

La clave de cómo aplicar una mascarilla facial se reduce a lo siguiente. Usa nuestra Brocha Facial para aplicar la Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya de forma uniforme por todo el rostro, evitando las zonas de los ojos y los labios. También puede venirte mejor usar los dedos para aplicarla en determinadas zonas. Asegúrate de cubrir todas las rendijas y recovecos de tu rostro, incluso los de difícil acceso, y aplícate la mascarilla también por debajo de la mandíbula y por el cuello.

Paso 4: Deja que actúe durante 10 minutos

El paso más fácil de todos: ahora, relájate. Es ese momento de paz para mimarnos un poco del que tanto hemos oído hablar, pero que nunca hemos experimentado. Tú puedes, confía en nosotros: solo hacen falta 10 minutos para que la mascarilla facial se ponga manos a la obra. Durante ese tiempo, puedes dedicarte a hacer muchas cosas, desde fregar los platos hasta (aunque parezca imposible) tumbarte y relajarte un rato. No se lo contaremos a nadie.

Paso 5: Aclara

¿Ya han pasado 10 minutos? Ya deberías notar los efectos de la mascarilla facial, especialmente si estás usando nuestra Mascarilla de Carbón, la reina del cosquilleo. Puede que incluso notes que algunas zonas del rostro parecen más oscuras: esos son los puntos en los que la mascarilla facial ha absorbido más grasa. Estupendo, es el momento de aclararse usando agua tibia y una de nuestras Toallitas De Muselina. Masajea toda la cara con la toallita húmeda hasta eliminar cualquier rastro de mascarilla.

Paso 6: Hidratar

¿Qué debes hacer después de quitarte la mascarilla facial? Hay un último paso, aunque no es muy conocido. Ahora que has ayudado a purificar la piel con nuestra revitalizante Mascarilla de Carbón, tienes que ayudar a restaurar la hidratación. Tu piel se beberá a tragos nuestra Crema de Juventud Drops of Youth™, una hidratante facial en crema, enriquecida con células madre vegetales. Ayuda a que la piel tenga un aspecto más firme y liso, y es la guinda del pastel de tu rutina de cuidado. Hará que te sientas como si hubieras estado en un spa, pero sin haber salido de tu cuarto de baño.

Hombre aplicándose la mascarilla facial limpiadora

LOS 5 BENEFICIOS PRINCIPALES DE LAS MASCARILLAS

1. MASCARILLAS EXPRÉS O DE NOCHE

En cierto modo, las mascarillas faciales son parecidas a un apasionado lío amoroso: una explosión intensa de lo que más deseas. Puedes aplicar una capa gruesa y jugosa y dejarla actuar durante 10 minutos o, en el caso de nuestras mascarillas de noche, hasta 10 horas. Así, le das tiempo a la mascarilla para actuar rápidamente sobre los problemas específicos de tu piel, ayudando a ofrecer resultados visibles inmediatos. ¡Genial!

2. MASCARILLAS LIMPIADORAS DE ARCILLA

Como puede que ya sepas, nuestra piel tiene varias capas y, por lo tanto, en nuestro rostro hay numerosas capas microscópicas de células. Lo bueno de las mascarillas de limpieza profunda es que pueden llegar a sitios que tus limpiadores cotidianos no pueden alcanzar por falta de tiempo o recursos. Las mascarillas de arcilla son especialmente eficaces para eliminar impurezas a medida que se van secando. ¡Que tema la suciedad de tu cara!

3. IDEAL PARA CUIDARTE

Todos tenemos sitios a los que ir y personas con las que quedar. Y, en medio de todo ese ajetreo, es fácil olvidarnos de relajarnos. Pero estamos empezando a darnos cuenta de lo importante que es tener un momento de paz, el yin de nuestro yang. Por eso, la mascarilla facial puede ser una doble alegría: por un lado, te da una excusa para relajarte y cuidarte un poco y, por otro lado, le ofrece a tu piel la oportunidad de reequilibrarse.

4. SATISFACER LAS NECESIDADES DE TU PIEL

Para responder a la pregunta “qué hacen las mascarillas faciales por tu piel”, hay que entender qué es lo que más necesita tu piel. Estos tratamientos intensivos pueden estar enfocados en un problema específico o ser superestrellas multitarea. ¿Qué necesita tu cara bonita? ¿Una limpieza en profundidad, un estímulo intenso de hidratación, algo de alivio o un poco de todo? Cuando sepas lo que buscas, es fácil: cada mascarilla facial hace básicamente lo que pone en el envase.

5. DISEÑADAS PARA TU TIPO DE PIEL

Las mascarillas de The Body Shop son muy populares, no cabe duda. Han sido elaboradas con tus ingredientes favoritos de todo el mundo y envasadas en sencillos botes y bolsitas, y lo dan todo para ayudar a aportar beneficios a las pieles de todo tipo. Tenemos una mascarilla facial para cada problema cutáneo, desde pieles grasas y con imperfecciones hasta pieles secas y sensibles. Tú respira.

Productos de mascarillas faciales de The Body Shop

¿QUÉ ES EL MULTIMASKING?

Combinar diferentes mascarillas al estilo The Body Shop es un enfoque de acción directa que te ayudará a conseguir una piel con un aspecto y un tacto espectaculares. Los ingeniosos amantes de las mascarillas faciales de Corea del Sur son los inventores del concepto del “multimasking”. Esta técnica consiste en usar diferentes mascarillas al mismo tiempo, cada una en una parte distinta del rostro, en función de las necesidades individuales de tus mejillas, barbilla, nariz y frente. Puede que esta sea la opción más acertada para las pieles mixtas, puesto que las necesidades de su zona T pueden ser muy distintas a las del resto de la cara. Sea cual sea tu tipo de piel, aplicar diferentes productos en determinadas zonas de tu rostro te ayuda a centrarte en problemas específicos de la piel y actuar sobre ellos.

¿CUÁNTAS MASCARILLAS FACIALES DEBERÍA USAR A LA SEMANA?

Como cualquier rutina relacionada con las mascarillas faciales, es ideal realizar el multimasking 2 o 3 veces a la semana. La cantidad de diferentes mascarillas que te apliques en el rostro depende de ti. La manera perfecta de probar una rutina de multimasking facial es con nuestras mascarillas en tamaño mini: pequeñas versiones para mezclar y combinar de nuestros superproductos de cuidado de la piel de tamaño estándar. Además, estas versiones en miniatura también son ideales para meter en la maleta cuando te vayas de viaje o incluso para llevarlas a casa de tus amigos y probarlas juntos. Puedes elegir entre:

Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya de The Body Shop

Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya

Ideal para la problemática zona T, ya que ayuda a absorber el exceso de grasa.

Brocha Facial impregnada en mascarilla facial

Mascarilla Efecto Relleno de Rosa Británica

Perfecta para aplicarla en las mejillas y ayudar a hidratarlas.

Una mujer se aplica una mascarilla facial calmante

Mascarilla Calmante de Leche de Almendras Mediterráneas con Avena

Para ayudar a aliviar las zonas sensibles de la cara, evitando acercarse demasiado a la zona de los ojos, como siempre.

Brocha Facial impregnada en mascarilla facial

Mascarilla Ginseng y Arroz Chino

Para ayudar a revitalizar el cutis apagado o el tono de piel desigual.

Brocha Facial impregnada en mascarilla facial

CÓMO REALIZAR EL MULTIMASKING

PASO 1: ZONA T

¿Todo listo, Picasso? Ha llegado el momento de combinar mascarillas como un portento de la multitarea. Te explicamos cómo aplicar estas mascarillas faciales. Lo importante es extenderla creando preciosos trazos amplios con la Brocha Facial. Primero, esa problemática zona T. Extiende nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya por la frente y la nariz, y disfruta de su fabulosa textura arcillosa de color gris oscuro. Es la bomba para eliminar impurezas y matificar el exceso de grasa en la superficie de la piel.

PASO 2: MEJILLAS

Como bien saben todos los artistas, limpiar la brocha antes de hundirla en otro bote es esencial. Después, ya podrás ofrecerle al resto de tu rostro todo el cariño y la hidratación que tanto desea. Ponte manos a la obra con nuestra Mascarilla Efecto Relleno de Rosa Británica. Extiéndela abundantemente por las zonas más secas, como las mejillas y los pómulos, y siente cómo esta beneficiosa mascarilla facial se derrite sobre tu piel. Las diferentes texturas aportan una sensación divina y, además, el contraste de colores hará que parezcas toda una obra de arte.

PASO 3: BARBILLA

Y, ahora, el golpe maestro. Lava bien la Brocha Facial antes de hundirla en nuestra Mascarilla Ginseng y Arroz Chino. Esta es la mejor mascarilla facial de The Body Shop para ayudar a revitalizar zonas que tienen un aspecto apagado o un tono desigual. Extiéndela bien por la barbilla y sus alrededores para culminar tu obra de arte. Ya está, ahora eres oficialmente tu retratista personal, además de esteticista semiprofesional.

PASO 4: RELÁJATE

Ahora, lo único que te falta es practicar el maravilloso arte de la relajación. Pon algo de música o tu serie favorita, recuéstate y relájate. Tienes por delante entre 5 y 10 minutos solo para ti. Sin nada que hacer aparte de dejar que tu obra de arte se encargue de mimar y equilibrar tu piel. Es lo bueno del multimasking.

PASO 5: ACLARA

Se acabó el tiempo. Ahora, tienes que aclarar bien todas las mascarillas faciales. Si has conseguido relajarte, no hay razón para que salgas de ese estado de calma interior. Necesitarás llenar un cuenco o el lavamanos de agua limpia y tibia y sumergir en ella una Toallita De Muselina. Limpia la mascarilla, aclara y vuelve a limpiar. Cambia el agua y sí, lo has adivinado, vuelve a limpiar, aclara y limpia otra vez… Así, hasta que tu precioso rostro limpio y reequilibrado esté listo para dar la cara.

Mujer aplicándose una mascarilla facial exfoliante

CÓMO APLICAR UNA MASCARILLA FACIAL DE 3 FORMAS DIFERENTES

Ahora que ya sabes en qué consiste el multimasking, aprende cómo aplicar una mascarilla facial de tres formas, tanto cuando usas una sola para ayudar a aliviar rápidamente un problema en una zona, como cuando tienes tiempo para darte el lujo de usar tres mascarillas distintas para aliviar problemas en tres zonas diferentes. Coge nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya, nuestra experta cuando es necesaria una limpieza profunda, especialmente en pieles grasas o mixtas. Está enriquecida con carbón de bambú, aceite de árbol de té de comercio justo con comunidades y hojas de té verde, por lo que es genial para actuar sobre zonas problemáticas específicas.

POR TODA LA CARA

A veces, el exceso de sebo y la suciedad invaden todo nuestro rostro y necesitamos una limpieza profunda. Por eso hay que saber qué mascarilla facial usar y cómo aplicarla. Nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya puede aplicarse por toda la cara (excepto en las zonas de los ojos y los labios, claro está) usando nuestra Brocha Facial. Disfrutarás esparciendo la refrescante textura arcillosa por todo tu rostro limpio. Tarda 10 minutos en actuar y puedes usarla 2 o 3 veces a la semana para ayudar a exfoliar y purificar la piel, además de matificarla.

CÉNTRATE EN LA ZONA T

A veces, la “T” de la zona T es de “traicionera”, tanto si tienes la piel grasa como mixta. Esto significa que la frente y la nariz pueden producir más sebo que el resto de la cara y ser propensas a tener más poros obstruidos. Lo que, por desgracia, puede implicar más espinillas y erupciones. Nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya es toda una maestra en eliminar impurezas de esta zona problemática, dejando la piel más suave y con un aspecto más uniforme.

NARIZ Y MEJILLAS

¿Los poros grandes son tu gran problema? Es una auténtica faena para mucha gente maravillosa, especialmente en la zona de la nariz y las mejillas. Como puede que ya hayas adivinado, si este es uno de los grandes dramas de tu vida, no temas, nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya te salvará. La purificadora combinación de carbón de bambú, aceite de árbol de té y hojas de té verde, presentada en forma de una fabulosa textura arcillosa, ayuda a eliminar la suciedad, despejando el camino para ayudar a que los poros parezcan más limpios y reducidos.

NUESTRAS MEJORES MASCARILLAS FACIALES

Para qué están las mascarillas faciales si no es para ayudar a mimar tu piel. Durante un periodo de entre 10 y 1440 minutos en un día, lo único que importa eres tú y tu maravilloso rostro. Tanto si necesitas ayuda para controlar el exceso de grasa, aliviar la piel seca y tirante o revitalizar tu piel durante la noche, después de usar tu mascarilla facial idea, notarás que tu cutis ha recibido un montón de beneficios y de cariño. Las mascarillas de The Body Shop son ideales para todo el mundo, tanto si eres muy fan de las mascarillas y las usas 3 veces a la semana, como si solo recurres a ellas de vez en cuando. A no nosotros eso nos da igual. Tanto si estás buscando tu primera mascarilla como si ya has usado cincuenta, hemos recopilado para ti nuestras mejores mascarillas faciales para los tipos de piel y los problemas que más necesitan un poco de cuidado extra. Sigue leyendo para averiguar cuál es la que tú necesitas. Antes de que te des cuenta, podrías acabar enamorándote total, profunda y locamente de tu mascarilla favorita.

Rostro de una mujer cubierto de la mascarilla facial de carbón

PARA PIELES GRASAS Y CONGESTIONADAS

Nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya será tu compañera inseparable en el baño. Ayuda a absorber el exceso de grasa, eliminar las impurezas y reducir el aspecto de los poros. Acabarás preguntándote cómo habías podido vivir sin esta maravilla vegana. Está enriquecida con carbón de bambú, hojas de té verde y aceite de árbol de té de comercio justo con comunidades de Kenia y, cuando entre en acción, notarás una sensación de hormigueo. Aclara la cara, aléjate un poco del espejo y contempla el resultado: la piel tiene un aspecto purificado y matificado.

Ver ahora
Mascarilla de Arcilla Purificante Árbol de Té de The Body Shop

PARA PIELES CON IMPERFECCIONES

¿Sientes que estás constantemente luchando contra las imperfecciones? Mantén las imperfecciones a raya con la ayuda de nuestra Mascarilla de Arcilla Purificante Árbol de Té, un producto vegano, enriquecido con aceite de árbol de té de comercio justo con comunidades de Kenia, que ayuda a aliviar la piel. Esta mascarilla facial ayuda a eliminar las impurezas de la piel sin secarla demasiado. Solo necesitas extender una capa generosa sobre tu rostro después de haberlo limpiado, y aclararla con agua después de entre 5 y 10 minutos. Notarás que ha ayudado a eliminar el exceso de grasa y a limpiar el cutis.

Ver ahora
Mascarilla de Noche Drops of Youth™ de The Body Shop

PARA REPONER LA PIEL DURANTE LA NOCHE

Cuando te mires en el espejo después de haber usado nuestra Mascarilla de Noche Drops of Youth™, te preguntarás quién es esa preciosidad que está en tu reflejo. Con su cremosa textura de gel, te sentirás como si un rayo de luz se hubiera derretido sobre tu piel. Ponte esta mascarilla facial después del pijama y déjala actuar toda la noche para disfrutar de un estímulo semanal de frescura. Está enriquecida con células madre vegetales y aceite de semilla de moringa de comercio justo con comunidades, y ayuda a que la piel se sienta revitalizada. Te despertarás con un aspecto más radiante y descansado.

Ver ahora

PARA PIELES SECAS

Si tu piel necesita un plus de hidratación, nuestra Mascarilla de Noche Nutritiva de Cáñamo es ideal para ti. Es la mascarilla facial para pieles secas de The Body Shop por excelencia. Está enriquecida con aceite de semilla de cáñamo y aloe vera orgánico de comercio justo con comunidades, y ha sido muy elogiada por sus propiedades de nutrición para la piel. Póntela antes de acostarte: notarás que protege la piel sin dejar una sensación grasa. Cuando salga el sol, notarás la pie profundamente revitalizada, calmada y rebosante de hidratación durante hasta 72 horas.

Ver ahora