Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Cómo usar un limpiador facial

¿Cómo usar los limpiadores faciales? La pregunta parece un poco obvia, ¿verdad? Pues bien: vas a saber por qué nunca (ni por la mañana ni por la noche) debes saltarte este paso tan importante en tu rutina de cuidado facial. A todos nos ha pasado alguna vez: llegas muy tarde a casa y te vas a dormir sin limpiarte la cara. No pasa nada por hacerlo esporádicamente, pero ¡no te acostumbres! Después de todo, a nadie le gusta levantarse con la piel hecha un asco. Vamos a darte unos consejos para que puedas limpiar tu rostro correctamente. Además, te diremos cuál es el mejor limpiador facial y los mejores productos y utensilios según tu tipo de piel o inquietud.

Cómo aplicar un limpiador

PASO 1

Es muy probable que tengas prisa y quieras pasar directamente al lío, pero primero vamos a aprender cómo aplicar bien el limpiador. ¿Por qué no emplear unos minutos de tu rutina matinal o nocturna para disfrutar del proceso? Calma, relájate. A menos que lleves el pelo corto, disfrutarás mucho más de la limpieza si tu cabello está bien recogido. Nuestra Banda para el pelo es lavable e ideal para la tarea. Lávate las manos, llena el lavabo con agua templada y humedécete bien el rostro.

PASO 2

Seguro que ya has encontrado el mejor limpiador facial según tu tipo de piel o inquietud. Ya sea cremoso, en aceite, en gel o en espuma, una cantidad del tamaño de una moneda suele ser suficiente. Si buscas uno adecuado para todos los tipos de piel, prueba nuestro Lavado Facial Vitamina E. Está enriquecido con vitamina E y aceite de germen de trigo, y deja tu piel deliciosamente fresca y limpia tanto de día como de noche. Deposita un poco en tus manos, frótalas y aplícalo en la cara con movimientos circulares ascendentes. ¡Evita el contorno de los ojos!

PASO 3

Es el momento de disfrutar. Respira hondo y masajea el mejor limpiador facial para tu piel suavemente sobre tu rostro húmedo. Puedes hacerlo con movimientos circulares de distinta amplitud para llegar a todos los rincones: nariz, barbilla, mejillas, sienes y frente. Un buen masaje con el limpiador ayudará a arrastrar la suciedad y las células muertas y, además, estimulará la zona para favorecer tu belleza natural. Además, estarás tocando los puntos de presión del rostro, lo que servirá para relajarte y aliviar las tensiones: ideal para comenzar el día con energía o para finalizar una larga jornada.

PASO 4

Ahora viene lo mejor. El reconfortante aclarado. Llena el lavabo de agua templada. Aunque todos nos aclaramos de forma distinta, te recomendamos hacerlo con las dos manos mientras soplas por la nariz. ¡Un aclarado divertido y revitalizante! Si quieres ser minuciosa, aclárate con ayuda de nuestra Toallita De Muselina orgánica. Es muy útil durante la rutina de limpieza facial nocturna, ya que te ayuda a eliminar mejor los restos de maquillaje. Sea como sea, aclárate varias veces cambiando el agua o enjuagando la toallita. ¿Qué tal te sientes? Una piel refrescantemente limpia, ¿verdad?

PASO 5

Para una sensación final de agradable limpieza, aplica el Tónico Hidratante Vitamina E con los Discos de Algodón Orgánico (100uds). El tónico arrastra consigo cualquier residuo de limpiador o las células muertas que hayan resistido la limpieza. El tónico ayuda a equilibrar tu piel y, según los expertos en belleza, la prepara para recibir mejor los productos de hidratación del siguiente paso. Nuestro Tónico Hidratante Vitamina E es fantástico para todos los tipos de piel. Está enriquecido con vitamina E y aceite de soja de Brasil. Su fórmula, suave e increíblemente hidratante, potencia la sensación de limpieza de tu piel.

¿Qué tipos de limpiadores existen?

Espuma Limpiadora Purificante Árbol de Té de The Body Shop

Limpiadores en espuma para piel grasa

La piel grasa necesita un limpiador sin complicaciones que acabe con el exceso de aceite de la superficie. Aunque claro, nadie quiere tener la piel seca, sobre todo si la producción de sebo (el aceite natural de tu piel) es superior a la normal. Cuando usas productos que acaban con la humedad natural de tu piel, las glándulas sebáceas (las que producen el aceite) se activan para tratar de compensar la deshidratación, con lo que la piel vuelve a tener exceso de grasa; tus esfuerzos habrán sido en balde. Prueba nuestro mejor limpiador en espuma para pieles grasas: la Espuma Limpiadora Purificante Árbol de Té. Este top ventas refresca tu rostro sin resecarlo con su espuma densa y cremosa. Su fórmula, suave y delicada, limpia la piel grasa y con tendencia a imperfecciones dejándola más fresca y matificada. También puedes probar la Espuma Limpiadora Suave Drops of Youth™, un limpiador vegano que revitaliza y suaviza tu piel sin dejar sensación grasa.

Ver ahora
Una mujer se aplica limpiador

Limpiadores para piel seca

Si buscas el mejor limpiador facial que aporte suavidad e hidratación, prueba el Aceite en Gel Limpiador Intensivo Revitalizante Oils of Life™, especialmente formulado para pieles secas. Combina lo mejor de dos texturas en un aceite limpiador enriquecido con tres preciados aceites de semillas: aceite de comino negro, aceite de rosa mosqueta y aceite de camelia. Su fórmula untuosa deja un agradable aroma en tu piel para una experiencia sensorial total. Este delicado limpiador deja la piel hidratada, sin sequedad ni sensación grasa. Disuelve las impurezas y la suciedad y elimina el maquillaje eficazmente, incluso los productos de ojos más resistentes. Tu piel queda limpia y purificada. Pero hace mucho más que limpiar: la piel se siente suave, renovada e hidratada hasta 72 horas.

Ver ahora
LIMPIADOR CALMANTE CREMOSO DE ALOE DE THE BODY SHOP

Limpiadores para piel sensible

Hablemos con propiedad: deberías saber que la piel sensible no es, en realidad, un tipo de piel, sino una inquietud sobre la piel. Puede suceder que la barrera de hidratación natural de tu piel no funcione todo lo bien que debería y no sea capaz de retener la hidratación que tu piel necesita para sentirse bien. Si ocurre esto, puede que sientas la piel tirante, seca o irritada. Por eso necesitas fórmulas delicadas y ligeras que te ayuden a recuperar la hidratación y calmar tu piel. Nuestro mejor limpiador facial para pieles secas y sensibles es el Limpiador Calmante Cremoso De Aloe. Esta crema limpiadora, suave e hidratante, ayuda a eliminar las impurezas y el maquillaje eficazmente sin dejar sensación grasa. Si prefieres la sensación untuosa del aceite, prueba nuestro Aceite Limpiador de Camomila. Con cualquiera de los dos tu piel se sentirá más limpia, calmada y suave.

Ver ahora
Unas manos presionan el Gel Limpiador de Algas de The Body Shop

Limpiadores faciales para piel mixta

La piel mixta suele presentar niveles de grasa parecidos a los de la piel grasa, aunque solo en la zona T (frente, nariz y barbilla). La piel del resto del rostro puede ser de tipo normal, o incluso seca. Así pues, tu rostro necesita cosas muy diferentes según el tipo de piel de cada zona. Te ayudamos a encontrar el equilibrio con nuestro Gel Limpiador de Algas, fantástico para pieles mixtas. Ayuda a eliminar eficazmente las impurezas, el maquillaje y el exceso de aceite evitando que se depositen en tus poros y los obstruyan. Su fórmula está enriquecida con algas marinas de Roaring Water Bay, en Irlanda. Su suave espuma evita la obstrucción de los poros y refresca y limpia tu piel para que se vea menos brillante y más hidratada, suave y luminosa.

Ver ahora
Una mujer se aplica peeling líquido en el rostro

Limpiadores en peeling líquido

Si vives en un entorno urbano repleto de retos medioambientales, quizá prefieras una rutina de limpieza facial un poco distinta para refrescar y revitalizar tu piel al final de un largo día. Tenemos el producto ideal para ti: nuestros peelings faciales líquidos. Su textura de gel reacciona al contacto con el pH de tu piel y se convierte en pequeñas bolitas sólidas que ayudan a arrastrar la suciedad de tu rostro. Úsalos 2 o 3 veces a la semana para obtener el mejor resultado.

Cuando la suciedad y las impurezas apaguen el brillo de tu piel, prueba nuestro Peeling Líquido Rejuvenecedor Drops of Youth™. que exfolia y ayuda a eliminar las impurezas de la piel, atrapando las células muertas y la mugre a su paso. Este ingenioso peeling en gel, compuesto por una mezcla de células madre de tres plantas, es el mejor limpiador facial para dejar la piel limpia y purificada de la suciedad del día a día. Si sientes que tu piel y tú estáis hechas polvo, prueba el Peeling líquido Vitamina C. Está enriquecido con bayas de camu camu, famosas por su altísimo contenido en vitamina C, y ayuda a arrastrar las células muertas y devolver a tu piel su luminosidad natural.

Una persona deposita limpiador en crema en las yemas de sus dedos

¿En qué se diferencian los limpiadores de los tónicos?

Es una buena pregunta que todos nos hacemos alguna vez. La diferencia entre un limpiador y un tónico está, en primer lugar, en su composición. Los limpiadores existen en todas las texturas posibles: desde geles hasta cremas y bálsamos. Su labor es arrastrar todas las impurezas, células muertas y maquillaje de tu rostro durante la rutina de limpieza facial. Están diseñados para hacerlo sin dañar los aceites naturales de tu piel. Así esta se mantiene hidratada, fresca y feliz. Por otra parte, los tónicos son líquidos absorbentes con un pH específico que ayudan a perfeccionar el estado de tu piel tras la rutina de limpieza facial. Los tónicos terminan de arrastrar las células muertas más resistentes, desobstruyen los poros y preparan la piel para la hidratación. Son especialmente útiles para las pieles grasas o con tendencia a imperfecciones, ya que aportan un nivel adicional de limpieza y equilibrio que ayuda a reducir el aspecto de los poros. Los tónicos ayudan a refrescar tu piel y darle un aspecto radiante.

Una mujer aplica tónico en un disco de algodón

¿Uso un limpiador, o primero un tónico?

Los tónicos son rápidos y refrescantes, y se aplican fácilmente con nuestros Discos de Algodón Orgánico (100uds). Es un gustazo ver toda esa suciedad y células muertas en el algodón después de aplicar el tónico. Pero, por tentador que suene, no sirve de mucho si antes no has hecho una buena limpieza. Los tónicos no tienen la capacidad de arrastrar la suciedad e hidratar que sí tienen los limpiadores. Si vives en un entorno urbano o usas maquillaje a diario, usa primero el mejor limpiador facial para tu piel para que haga el trabajo duro y arrastre consigo toda esa suciedad por el desagüe. Después, es hora de finiquitar la limpieza con el tónico. Con este paso terminas de eliminar las células muertas más resistentes y equilibras tu piel para recibir la hidratación. De esta manera aprovechas todos tus productos al máximo y limpias tu piel de la mejor manera posible.

Manteca Limpiadora de Camomila de The Body Shop

¿Qué es la doble limpieza?

Puede que ya lo estés haciendo aunque no lo sepas. Básicamente, la doble limpieza es el ritual nocturno de retirar primero el maquillaje y el SPF antes de limpiar tu piel como se merece. ¿Tú tampoco te cansas nunca de las cosas buenas? La limpieza es tan buena para tu piel que los profesionales de la belleza recomiendan hacerla dos veces. Siempre que se haga bien, claro. Por eso podríamos definir la doble limpieza como un placer de dos pasos para la piel.

Para darte una imagen sencilla de lo que hace la doble limpieza, piensa en el agua y el aceite. ¿Alguna vez los has visto mezclarse en un vaso? Así es, no se mezclan. El agua y el aceite se repelen, por lo que quedan separados. Pues lo mismo puede aplicarse al cuidado facial. Los limpiadores con base de agua no pueden eliminar el maquillaje y las impurezas de tu rostro en profundidad, como sí lo hacen aquellos con base de aceite. Por eso los limpiadores con base de aceite son los mejores limpiadores faciales para ayudar a disolver el maquillaje y otros productos con base de aceite (como los protectores solares). Por cierto, si usas agua micelar para desmaquillarte, hazlo como primer paso en tu rutina de limpieza facial. A pesar de lo que pueda parecer por el nombre y aspecto de este limpiador con base de agua, el agua micelar es la excepción a la regla. El motivo es que se elabora con un ingrediente de nombre sofisticado, los tensioactivos, que permiten arrastrar a la vez el agua y el aceite. Bueno, dejemos la ciencia para otro momento y vamos a lo que nos ocupa: cómo realizar una buena doble limpieza.

El mejor momento para la rutina de limpieza facial doble es antes de ir a la cama. Cuando te levantas no hay demasiada suciedad que limpiar y, desde luego, nada de maquillaje. Por eso la doble limpieza debe hacerse únicamente de noche. Si no has parado en todo el día, te has puesto bajo el sol (con protección solar, por supuesto) o has estado dando vueltas por la ciudad, tu piel estará deseando esa doble limpieza.

¿Cómo realizar una doble limpieza?

La rutina de cuidado facial y doble limpieza ideal comienza con uno de nuestros top ventas, la Manteca Limpiadora De Camomila. Es el mejor limpiador facial de nuestra colección: este bálsamo limpiador ayuda a eliminar como por arte de magia el maquillaje y las impurezas. ¡Notarás cómo la suciedad se disuelve! Es todo un alivio para acabar el día. Retira la manteca con nuestra Toallita De Muselina.

En cuanto al segundo paso, uno de nuestros limpiadores con base de agua te proporcionará la sensación de limpieza que buscas. Se ha abusado mucho de la palabra “limpieza”. Pero, cuando se trata de tu rutina de cuidado facial, puedes estar segura de que nuestros productos cumplen lo prometido, aunque no lleven esa palabra en su nombre. Después de retirar el maquillaje, elige el mejor limpiador facial para tu tipo de piel. Si tienes la piel grasa o mixta, uno de nuestros mejores productos es el Limpiador de Arcilla Purificante de Carbón del Himalaya. Su estimulante fórmula en espuma ayuda a eliminar las impurezas, desobstruir los poros y dejar tu piel luminosa y radiante. Si tienes la piel sensible, prueba nuestra Espuma Limpiadora Calmante de Aloe. Este producto de nuestra línea de Aloe ayuda a limpiar, suavizar y calmar tu piel. Si buscas una solución todoterreno, nuestro Lavado Facial Vitamina E, de la emblemática línea con Vitamina E, es perfecto. Se adapta a todos los tipos de piel y está enriquecido con vitamina E y ácido hialurónico. Su fórmula, ligera y espumosa, refresca tu piel y la limpia sin resecarla.

Manteca Limpiadora De Camomila

“Cunde mucho, ¡incluso con la máscara más resistente!”.

– J Ahmed

Sobre la Manteca Limpiadora De Camomila

Ver ahora
Una mujer se retira la máscara

Accesorios para la rutina de limpieza facial

Sabemos que el buen artesano nunca culpa a sus herramientas. Pero también sabemos que un poco de planificación y preparación, además de contar con las herramientas adecuadas, son las claves para conseguir unos resultados excelentes. Lo mismo ocurre con tu rutina de limpieza facial. Es bastante difícil completar tu rutina de limpieza si tienes que estar apartándote el pelo de la cara cada pocos segundos. Nuestra Banda para el pelo ayuda a recoger tu melenón para que no te moleste (y te da aire de profesional, para qué negarlo). Las yemas de los dedos están bien, pero si quieres darle a tu piel una buena exfoliación sin perder la suavidad, nuestro Cepillo Limpiador Súper Suave y la Esponja de Limpieza Facial te ayudan a acabar con las células muertas de la mejor manera posible. Ningún baño está completo sin un suave montoncito de Discos de Algodón Orgánico (100uds). Estos pequeñines tienen múltiples usos y son superprácticos, por ejemplo, para refrescarte los ojos con agua, aplicar el tónico o desmaquillarte. Por último, tienes que descubrir nuestra Toallita De Muselina. Esta maravilla orgánica ayuda a eliminar toda la suciedad de tu piel y tiene un tacto increíble. Además, es superfácil aclararla y secarla. ¡Esto es todo, amigos!