Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

Cómo cuidar las manos

Tus manos se merecen un aplauso. Se encargan de hacer infinidad de cosas, puede que más que cualquier otra parte del cuerpo. Así que aprender a cuidarlas debería ser una de tus prioridades si quieres cuidarte. Eso significa que debes esforzarte para prevenir la piel seca, mantener unas uñas fuertes y sanas, y mimar tus dedos con las cremas más hidratantes para mitigar los efectos secantes de la vida en general. Así que deja las manualidades para más tarde, posa esos libros de colorear para adultos y para de deslizar los dedos por la pantalla. Porque tenemos todos los consejos de manicura y cuidado de manos que necesitas.

Hombre poniéndose crema en las manos

¿QUÉ CAUSA LAS MANOS SECAS?

Hay un montón de cosas que pueden causar la sequedad de las manos: desde cuidar de tus helechos favoritos o escalar una montaña, hasta fregar los platos o pasar las páginas de tu libro favorito. ¿Notas que tienes las manos menos suaves que de costumbre? Olvídate de las predicciones y las lecturas de manos, hemos recopilado para ti datos científicos sobre los factores que contribuyen a que tengas las manos secas, lo cual es un signo de que la barrera de tu piel está debilitada. Puede que descubras que el culpable de la sequedad de tus manos es un único factor, o que se trata de una combinación de varias causas que están alterando los niveles de hidratación de tus manos.

1 Los elementos

Esto es más común en los meses fríos. No es ningún secreto que el clima puede contribuir (a menudo temporalmente) a resecar la piel. El clima con baja humedad deshidrata nuestra piel, y esto se nota sobre todo en las partes del cuerpo que están prácticamente siempre expuestas. Y, antes de que te des cuenta, tienes las manos secas.

2 Calefacción

El frío del exterior y la calefacción central del interior son una combinación doblemente secante, ya que hacen que descienda el nivel de humedad en el aire mucho más de lo normal. Y, a la inversa, el aire acondicionado en verano tiene básicamente el mismo efecto.

3 Lavado de manos y geles desinfectantes

¿Intentas librarte de pillar un resfriado o la gripe? Ya, lo entendemos. Es importante mantener a los virus a raya, pero lavarse excesivamente las manos puede despojarlas de sus aceites naturales, perjudicando también su hidratación. Nuestras manos prefieren el agua tibia y el uso de jabones con una base de crema para ayudar a reducir la sequedad y reponer la hidratación.

4 Exposición excesiva a fórmulas muy agresivas

Lo mismo que en el punto 3: el uso excesivo de jabones, detergentes y champús formulados para eliminar grasa puede agravar el estado de las manos ya secas.

5 Trabajos

Las profesiones que requieren sumergir las manos en agua caliente (por ejemplo, la enfermería o la peluquería) también pueden implicar la manipulación de sustancias químicas a diario, las cuales pueden irritar la piel. Del mismo modo, los jardineros o los comerciantes que trabajan al aire libre pueden sufrir por culpa de los gajes del oficio.

6 Baños o duchas calientes

Bañarse más de una vez al día o con agua muy caliente (en vez de tibia) puede provocar que la piel de las manos se seque. Igualmente, aunque a todos nos gusta darnos un buen chapuzón, el agua con mucho cloro tampoco ayuda.

7 Deshidratación

Uno de los principales culpables de la piel seca. Si no bebes suficiente agua o duermes bastantes horas, tu piel no podrá conservar la hidratación como de costumbre. La piel necesita agua en abundancia. Se recomienda beber al menos 2 litros al día (más llevas una vida especialmente activa o bebes diuréticos como el alcohol o el café).

8 Tabaco

Fumar hace que bajen los niveles de hidratación de la piel y, por lo tanto, puede contribuir a que tengas las manos más secas.

9 Afecciones cutáneas como la dermatitis y la psoriasis

Si tienes la piel agrietada, con picor o enrojecida e inflamada, puede que se deba a uno de estos problemas, que a menudo están relacionados con cuestiones genéticas o con alergias. Puedes ayudar a que la piel conserve sus niveles de hidratación prestando atención a los otros factores de esta lista y, si tienes dermatitis o psoriasis, consulta con tu médico.

10 Estrés

Cada persona experimenta esta inevitable sensación de forma diferente. Sin embargo, entre los efectos secundarios más comunes está la sudoración, desencadenada por la llamada reacción de lucha o huida. Y, si no bebemos suficiente agua, el exceso de transpiración puede hacer que la piel se seque. Las uñas pueden volverse frágiles o pelarse. Además, el estrés puede exacerbar la psoriasis o la dermatitis ya existentes.

11 Edad

En particular, el dorso de la mano suele ser una de las zonas donde más se notan los signos de la edad. Normalmente, somos más propensos a tener las manos secas a medida que envejecemos. Esto es algo natural y se debe a que la piel se va volviendo más fina con el paso del tiempo, así que es importante usar nuestras mejores cremas de manos para reponer los niveles de hidratación.

Manos aplicándose crema de manos

POR QUÉ NECESITAN AYUDA TUS MANOS

Con tantas causas por las que luchar, no es de extrañar que tus manos a veces necesiten, valga la redundancia, que les echen una mano. Del mismo modo que tú siempre les echas una mano a tus amigos o a tu comunidad, también mereces recibir buenas vibraciones. No olvides que tú también importas. Si cuidas tus manos, ellas cuidarán de ti.

¿Qué se siente si tienes las manos secas? Cuando la piel de tus manos sufre demasiado, puede volverse dura y tirante. (¡Au!) También puede volverse áspera e incluso descamarse.

Si la barrera protectora natural de tu piel no funciona como debería, puede que te estés perdiendo un montón de buenos momentos con esas manitas tuyas. Literalmente, de hecho, porque se dice que al coger a alguien de la mano liberamos oxitocina, la hormona del amor, y esa es una sensación que todos necesitamos. Nuestro sentido del tacto está estrechamente vinculado a las manos, tal vez porque nuestros dedos están repletos de terminaciones nerviosas (que es la forma que tiene el cerebro de procesar lo que tocamos). Las manos se consideran toda una hazaña de ingeniería locomotora, ya que nos permiten hacer de todo, desde tocar instrumentos musicales hasta escribir en un teclado. Asegúrate de que las tuyas estén en condiciones óptimas. Deshazte de los enemigos de unas manos hidratadas y reduce la aparición de piel seca y áspera, gracias a nuestras líneas de productos especialmente diseñados para ayudar a reponer la hidratación en las manos secas, por ejemplo, el aceite de coco y la manteca de karité.

Rutina de cuidado de manos

Jabón de manos Spa de The Body Shop en un lavabo

Paso 1: Lávate las manos

Lavarse las manos es un acto básico para ayudar a impedir la propagación de bacterias, virus y otros bichos asquerosos y, por supuesto, forma parte de nuestro día a día. Pero puedes llevar este hábito al siguiente nivel para cuidar las manos secas. Solo tienes que usar uno de nuestros suaves jabones de manos, pertenecientes a las líneas diseñadas especialmente para la delicada piel de las manos. ¿Qué diferencia supone su uso? Cada vez que te laves las manos, notará la piel más aliviada. Estos jabones ayudan a que las manos dejen de resecarse y sigan suaves e hidratadas.

Ver jabones de manos
Crema de Manos de Cáñamo de The Body Shop

Paso 2: Usa crema de manos

Para ayudar a reponer la hidratación después de lavarte las manos y tener contenta a tu piel, ponte una de nuestras cremas de manos para piel seca. Sabes qué tipo de piel tienes, ¿no? Eso es lo fundamental a la hora de elegir tu crema de manos de The Body Shop definitiva. Y recuerda que las necesidades de tu piel pueden variar dependiendo de la época del año. El mal tiempo a menudo hace que la piel que está de maravilla en los meses cálidos se reseque. Contrarresta esta sequedad causada por el frío con una crema de manos nutritiva o con una crema más potente si la temperatura se desploma.

Ver cremas de manos
Productos de almendra de The Body Shop

Paso 3: Usa un cuidado de manos especializado

Que levanten la mano quienes ya hagan esto. ¡Choca esos cinco! Al igual que usas una rutina de cuidado de la piel a medida, el cuidado de manos especializado también garantiza que estés leyendo correctamente las señales de tus manos, cuidando cada parte de la mejor manera posible. Ten en cuenta que las uñas, las cutículas y las manos necesitan cosas ligeramente distintas. A poder ser, cuida tus manos 1 o 2 veces a la semana (o más en los meses fríos) con una rutina especializada que incluya productos protectores específicamente diseñados para las uñas, las cutículas y las manos. Si haces felices a tus manos aumentando su nivel de hidratación con un protector o una manteca para manos, te sentirás mejor que nunca.

Ver tratamientos especializados
Mujer aplicándose crema de manos

Paso 4: ¡No te olvides del cuidado de uñas!

Unas uñas fuertes son una parte crucial de unas manos sanas, ya que protegen las puntas de los dedos. Son el último paso de la rutina de cuidado de tus manos. Están hechas de una proteína protectora y, como las manos, si están expuestas a vientos helados, al cloro o al agua con jabón pueden acabar para el arrastre. Para ayudar a que tus uñas estén en plena forma, límalas regularmente para darles la forma que más te guste y ten siempre un kit de emergencia para uñas en el bolso, por si necesitas darles algún retoque cuando estés fuera de casa. Para ayudar a reparar la hidratación y prevenir los daños tanto en las uñas como en las cutículas, masajea el lecho de la uña con un poco de aceite para cutículas un par de veces a la semana. Puedes plantearte incluir este tratamiento en tu rutina de antes de dormir, para ser constante y conseguir unas cutículas de aspecto sano.

Ver cuidado de uñas

Crea tu propia rutina personalizada de cuidado de manos

Crema de Manos de Karité de The Body Shop

TRATAMIENTO ACONDICIONADOR INTENSO

Como una nana para calmar la piel seca de las manos, este es la mejor rutina de cuidado de manos si andas mal de tiempo y buscas un autotratamiento de hidratación profunda. Masajea una pequeña cantidad de nuestra Crema De Manos De Karité por todas las manos justo antes de prepararte para ir a la cama. A continuación, ponte un par de guantes hidratantes. Apaga la luz. Déjate puestos los guantes toda la noche para que nuestra rica fórmula pueda hacer su trabajo. Cuando despiertes, notarás las manos más hidratadas e intensamente nutridas.

CREMA DE MANOS SOBRE UNA BALDOSA DEL BAÑO

EXFOLIANTE DE MANOS

El tratamiento ideal si no vas a usar las manos durante un rato. Exfoliar tus manos podría convertirse en una parte integral de tus momentos de meditación y desconexión. Y a todos nos vendrían bien más momentos así. Pon un poco de música relajante, siéntate y sumerge tus manos en agua tibia durante entre 5 y 10 minutos. Elige tu exfoliante corporal favorito de The Body Shop y masajea suavemente cada mano con movimientos circulares. Aclárate bien las manos y sécalas con una toalla. A continuación, masajea de nuevo las manos con nuestra Manteca de Karité para dejarlas más suaves y repletas de hidratación.

MUJER APLICÁNDOSE CREMA EN LAS MANOS

CÓMO HACERTE LA MANICURA EN CASA

Paso 1: Córtate las uñas

No hay nada más placentero que arreglarte perfectamente las uñas, de manera que todas tengan el mismo tamaño y la misma forma. El primer paso para conseguir ese resultado es recortarse las uñas. Usa un cortauñas para obtener la longitud deseada.

Paso 2: Lima y pule

Ahora que tus uñas ya están recortadas, es el momento de darles la forma perfecta. Tanto si te gustan las uñas cuadradas, redondeadas o en forma de almendra, necesitarás una lima para ayudar a conseguir ese acabado. Así que no te olvides de usar nuestra Lima De Uñas En Bloque, un utensilio multitarea que ayuda a alisar la superficie de las uñas, limarlas, exfoliarlas y pulirlas.

Paso 3: Hidratar

Este paso de tu manicura casera podría considerarse como el culmen del cuidado de manos. Las manos con tendencia a la sequedad absorberán con ganas nuestra Manteca para Manos y Uñas de Almendra. Está enriquecida con manteca de karité de comercio justo con comunidades y ayuda a las manos a alcanzar niveles más altos de hidratación, a la vez que deja un agradable y apetecible aroma.

Paso 4: Nutre tus cutículas

Nuestro práctico Tratamiento para Uñas y Cutículas de Almendra en forma de pincel hace que cuidar de las cutículas apenas suponga un esfuerzo. Este tratamiento para cutículas portátil, enriquecido con manteca de karité de comercio justo con comunidades y aceite de almendras dulces, ayuda a nutrir el lecho de la uña para mantener las cutículas con un aspecto saludable. Un consejo: si vas a pintarte las uñas como parte de la manicura, aplica siempre el tratamiento para cutículas después de la manicura, no antes. El motivo es que la laca de uñas no se fijará sobre las uñas después de haberlas tratado con un aceite.

Consejos para las manos secas y las uñas

Consejo 1 – Usa guantes

Para muchos de nosotros, cae de cajón. Cuando las temperaturas bajan, una de las mejores formas de compensar los efectos secantes del frío es ponerse unos guantes. Estos básicos de invierno ayudan a proteger las manos de los elementos y, al mismo tiempo, aportan una sensación de confort. Para evitar el tópico de perder uno de los guantes, invierte en un par tan cómodo que nunca quieras quitártelos y meterlos en el bolso o los bolsillos del abrigo. Por la noche, usa unos guantes hidratantes en combinación con nuestra Crema De Manos De Karité para ayudar a proteger tu piel y dejarla con un aspecto y un tacto más suaves. Igualmente, protege tus manos con unos guantes con forro de algodón cada vez que te dediques a la jardinería o a limpiar.

Consejo 2 – Hidrátate

La hidratación contribuye a mantener las manos suaves y con un aspecto más joven. ¿Cuánta agua necesitas? Como demuestra la naturaleza totalmente única de nuestras huellas dactilares, no hay dos personas iguales. Esto significa que la cantidad de agua que tú necesitas puede no ser la misma que la que necesita otra persona. Del mismo modo, hay otros factores que pueden alterar cuánta agua necesitas a diario. Los 2 litros recomendados deben excederse si haces ejercicio o bebes café y alcohol. Si trabajas en una oficina, ¿por qué no tienes siempre a mano una botella reutilizable para recordarte que debes echar un trago de vez en cuando? Las cosas del palacio van despacio: lo último que necesitas es beber un montón de agua de golpe justo antes de acostarte, porque acabarás teniendo que levantarte mil veces para ir al lavabo. ¿Y si no te gusta beber agua? Puedes darle un toque extra de sabor a tu ración de H2O añadiendo zumo sin azúcar o frutas o verduras frescas. Prueba con un poco de limón, apio o el favorito de cualquier spa: pepino.

Consejo 3 – Date un masaje de manos

Recurre a una buena sesión de relajación. Un masaje de manos no tiene por qué ser un lujo. De hecho, todos tenemos unas manos mágicas, capaces de hacer cosas increíbles. Monta tu propia sesión de spa en casa y date un buen masaje de manos como la persona competente que eres. Lo único que necesitas es una de las mejores cremas de manos de The Body Shop para la piel seca. Las técnicas de masaje de manos llevan usándose miles de años, ya que ayudan a aliviar los efectos de las acciones repetitivas que nuestras manos realizan cada día y estimulan la circulación, así como la movilidad a medida que envejecemos. Para disfrutar de un buen masaje de manos, primero hay que lavarlas bien. Sécalas suavemente con una toalla limpia antes de echarle el guante a la crema. Masajea los dedos de arriba a abajo y los nudillos con movimientos circulares, mientras vas extendiendo una de nuestras suntuosas cremas de manos. Tus manos quedarán más suaves y aliviadas.

NUESTRAS MEJORES CREMAS DE MANOS

Crema de Manos de Cáñamo de The Body Shop

Nuestra mejor crema de manos para la piel seca

Nuestra Crema de Manos de Cáñamo es la mejor aliada de las manos que más trabajan y una de nuestras mejores cremas de manos para la piel seca. Es un producto de culto que sobrevivido al paso del tiempo. Esta crema superventas de The Body Shop, enriquecida con aceite de semilla de cáñamo de Francia, ayuda a crear una capa protectora ultranutritiva en las manos, que las mantiene a salvo de los elementos.

Ver ahora
Manos aplicándose la Crema de Manos de Almendra de The Body Shop

Crema 2 en 1 para manos y uñas

Hemos recurrido a la todopoderosa almendra, un fruto seco cuya fama se remonta a la época bíblica, para crear nuestra crema protectora favorita: la Crema de Manos & Uñas de Almendra. Esta fórmula cuida las uñas, además del resto de la mano, y está enriquecida con aceite de almendras de comercio justo con comunidades. Después de usar esta polifacética crema, notarás las manos más frescas y con un delicioso a roma a frutos secos.

Ver ahora
Crema de Manos de Karité de The Body Shop

Hidratación que puedes llevar contigo

Nuestra Crema de Manos de Karité ayuda a reparar las manos con un extra de suavidad. Es un producto de culto, tan valorado ahora como el día que lo lanzamos. De hecho, su textura no grasa y su delicioso aroma se han convertido en un icono de The Body Shop desde que nuestra fundadora descubrió la manteca de karité en Ghana en la década de los 90. Seguimos usando manteca de karité de comercio justo con comunidades en cada tubo. Mete esta crema en tu bolso y sal a comerte el mundo.

Ver ahora
Crema de Manos British Rose de The Body Shop

Crema de manos de absorción instantánea

¿Tienes prisa? ¿Quieres que tu crema de manos se absorba rápidamente porque tienes cosas que hacer y sitios a los que ir? Nuestra Crema de Manos British Rose tiene una fórmula no grasa que ayuda a que las manos queden más suaves al instante, sin necesidad de tener que esperar para que el producto se absorba. Está enriquecida con esencia de rosas británicas cortadas a mano, todo un lujo tanto para las manos como para la nariz.

Ver ahora