Ir al contenido Ir a la navegación del sitio web Ir al pie de página

Neceser gratis por compras desde 50€ | Envío gratis desde 40€ y Click&Collect gratuito

Neceser regalo por compra desde 50€ | 10€ dto. para ti y un amigo | Envío gratis desde 40€ y Click&Collect gratuito

Beneficios del masaje facial

Cada rostro cuenta una historia, o es dice el dicho. ¿Qué historia cuenta tu rostro? ¿Que quieres comerte el mundo o que quieres irte a dormir? Nuestras increíbles caras son una obra de arte de la evolución. No hay dos iguales. De hecho, son más distintas unas de otras que ninguna otra parte del cuerpo. ¿Cuántas veces has dicho “Por la cara que tiene…” y has interpretado una emoción o un estado de ánimo a partir de una simple expresión o de la palidez de alguien? Visto lo visto, mejor cuidar bien nuestro rostro. No hay nada como un buen masaje facial para ayudarte a relajarte, y sus beneficios son más amplios de lo que imaginas. Aquí tienes algunos consejos sobre el masaje facial.

Mujer aplicándose sérum de noche

Cómo puede ayudar un masaje facial a tu piel

Lifting facial

No necesitas un lifting. Te lo repetimos. No necesitas un lifting. Tu historia perdería todo su encanto sin tu preciosa cara natural. Pero también sabemos que no quieres tener un aspecto cansado innecesariamente. A todos nos gusta un poco de elasticidad en la piel, ¿no? Por eso, te recomendamos un masajito efecto lifting. Con los puños cerrados, masajea hacia arriba los laterales de tus mejillas y aguanta ahí unos segundos. Luego, repite el proceso. Esa suave presión le dará un empujoncito a tu piel para lucir un aspecto más firme.

Luminosidad juvenil

“Ojalá hubiera sabido cuando era más joven todo lo que sé ahora”. Sabias palabras de Rod Stewart. Seamos sinceros, cada día que pasa nos hacemos más viejos, más sabios y, en nuestra opinión, más guapos. Pero también sabemos que sienta de lujo que esa persona tan especial nos diga: “¡Madre mía, estás espectacular!”. Así que hazte con un aceite facial y prueba a darte un masaje con movimientos ascendentes por las mañanas. Los lípidos del aceite facial ayudarán a hidratar y reafirmar tu piel, y los movimientos del masaje ayudarán a estimular el colágeno.

Aspecto radiante

¿Podrías estar más radiante? Tú, que te levantas a primera hora y no dejas piedra sin remover. Nosotros creemos que no. Sin embargo, un masaje facial puede ayudarte a eliminar unas cuantas células muertas y estimular tu colágeno para que te siga el ritmo. Los movimientos del masaje son como una minisesión de ejercicio para los músculos de la cara y ayudan a fomentar el flujo de sangre fresca por la superficie de la piel. Así que podría decirse que tu brillo interno y externo se volverá aún más deslumbrante.

Aceite Facial Revitalizante Intenso Oils Of Life™ de The Body Shop

Cómo masajearte la cara

Siempre vas de un lado para otro, todo el día, todos los días. Sonríes, te ríes, gritas, escuchas, sientes curiosidad y muestras toneladas de empatía. Y eso supone un montón de energía y de ejercicio para los músculos faciales, todo por el bien común. El tiempo que pases masajeándote la cara ayudará a aliviar la tensión, a centrar tu atención en ti y preparar todo tu cuerpo para la reparación nocturna.

PASO 1:

Nos encanta estar siempre preparados y tener los utensilios adecuados. ¿Y cuál es el mejor utensilio de masaje facial? Pues las manos. Asegúrate de que estén limpias, calentitas, hidratadas y con las uñas cuidadas. Luego, disfruta concediéndoles a tu rostro y a tu cuello su mayor deseo: aplica 1 o 2 gotas de Aceite Facial Revitalizante Intenso Oils Of Life™ y masajea con suaves movimientos ascendentes.

PASO 2:

Un pequeño dato: tenemos ganglios linfáticos justo debajo de las orejas. Los masajes estimulan el drenaje linfático que, según se dice, ayuda a reducir la hinchazón y la opacidad. Así que coloca los dedos justo debajo de las orejas y ve masajeando con suaves movimientos ascendentes a lo largo de la mandíbula. Cuando tus manos se encuentren en la barbilla, coloca un dedo sobre el labio superior y otro bajo el labio inferior. Ve pasándolos por las mejillas lentamente hasta volver a llega a las orejas. Una sensación de ensueño.

PASO 3:

Si todavía no te has quedado fuera de combate, pasemos al rostro. Otro dato: la cara tiene al menos 300 puntos de presión que están conectados con otra parte del cuerpo. Por eso un masaje facial puede hacer que se te quede el cuerpo entero de plastilina. Vale, vamos allá. El primer punto de presión importante: la frente. Coloca todos los dedos a lo largo de las cejas y vete subiendo hacia el cuero cabelludo. ¿Ya notas más alivio? Ahora, pasa los dedos por las cejas y pellizca ligeramente sus extremos.

PASO 4:

Puede que ya estés soñando con los angelitos, pero tenemos otro consejo sobre masajes faciales para ti. En el cuello también hay ganglios linfáticos, y es una parte del cuerpo donde también se acumula mucha tensión, así que vamos a centrarnos en ella. Empieza colocando una mano sobre el pecho, con la palma hacia abajo. A continuación, ve subiendo esa mano, aplicando un poco de presión mientras la mueves. Cuando llegues a la barbilla, mantén una ligera presión y lleva la mano un poco más allá del mentón. Cambia de mano y repite el proceso un par de veces. No olvides seguir respirando.

Nuestras mejores cremas para masaje facial

Aceite Facial Revitalizante Intenso Oils Of Life™ de The Body Shop

Aceite Facial Revitalizante Intenso Oils Of Life™

Tenemos un regalito divino para tu cara bonita: un aceite de masaje facial tan ligero y fabuloso que puedes usarlo cada día. Está especialmente pensado para masajes con movimientos ascendentes y es perfecto para combinarlo con uno de nuestros utensilios de masajes. Notarás una hidratación profunda y te dejará ese aspecto revitalizado, típico de cuando has salido a correr, pero sin necesidad de dar ni un paso.

Ver ahora
Bote de crema facial abierto sobre una mesita

Bálsamo Multiusos Amazonian Saviour™

Los bálsamos labiales nos encantan por su rica textura, su gran simplicidad y su modesta versatilidad. Nuestro Bálsamo Multiusos Amazonian Saviour™ es único en su especie y puedes usarlo tanto en los labios como en el rostro. Está inspirado en ingredientes que los habitantes del Amazonas llevan usando desde hace siglos para ayudar a aliviar y nutrir la piel. Este tesoro, enriquecido con aceite de babasú orgánico de comercio justo con comunidades, puede ayudar a estimular las células del rostro para conseguir una textura de aspecto más uniforme.

Ver ahora
Manos usando el Concentrado de Juventud Drops of Youth de The Body Shop

Concentrado de Juventud Drops of Youth™

Para nosotros, la juventud es más una actitud que una edad. Nuestro Concentrado de Juventud Drops of Youth™ se basa en una fórmula de origen natural. Es un excepcional sérum ligero y no graso, enriquecido con células madre de tres plantas: flor de las nieves (Edelweiss) de los Alpes italianos, hinojo marino y cardo marino de la costa británica. Si lo usas para un masaje facial, dejará una sensación extremadamente refrescante e hidratante en tu piel, aportando una luminosidad radiante.

Ver ahora
Crema de Día Reafirmante Roots of Strength™ de The Body Shop

Crema de Día Reafirmante Roots of Strength™

Esta crema tiene más poder reafirmante que una sesión de aerobic. Su rica fórmula está repleta de nutrientes, extraídos de las raíces de tres plantas revitalizantes: jengibre de Madagascar, gingseng de China y rusco de Europa. Es perfecta para un estimulante masaje facial. Notarás la piel más firme y densa, como si la hubieran remodelado y dejado rebosante de confianza.

Ver ahora

Nuestros mejores accesorios y estimuladores faciales

Mujer usando el Estimulador Facial

Estimulador Facial

¿Te apetece renovar un poco tu rutina de cuidado de la piel añadiendo un dinámico utensilio? Este ingenioso aparatito te ayuda a masajear la piel para estimular el flujo de la sangre y la absorción del hidratante, ayudándote a desatar todo tu brillo natural. Hazlo rodar siempre en movimientos ascendentes para ayudar a reducir la hinchazón de la noche. ¿Y hemos mencionado ya el gustazo que dan sus pequeños nódulos? Tienes que sentirlo para creerlo.

Ver ahora
Mujer usando el Masajil Facial

Masajil Facial Revitalizante

¿Por qué no añadir un poco de sofisticación al cuidado de tu rostro? Prueba nuestro Masajil Facial Revitalizante para conseguir un ingenioso doble efecto. Este elegante rodillo de masaje facial actúa sobre todos los puntos de presión, ayudando a aliviar la tensión. Al igual que nuestro Masajil Facial, úsalo en movimientos ascendentes para que el masaje ayude a reducir la hinchazón. Pruébalo junto con tu aceite facial favorito, actuando en profundidad para ayudar a revelar una versión más radiante y revitalizada de tu piel.

Ver ahora
Masajil Revitalizante Ojos de The Body Shop

Masajil Revitalizante Ojos

Pasemos a las ventanas del alma: tus ojos. Esos luceros tuyos merecen un poco de cariño, así que prueba nuestro Masajil Revitalizante Ojos. Se trata de un ingenioso y polifacético artilugio, equipado con una espátula para crema de ojos en un extremo y con una bolita especializa en el otro. Ponte una de nuestras cremas refrescantes para el contorno de ojos y empieza a masajear suavemente para ayudar a reducir la aparición de bolsas bajo tus ojos.

Ver ahora
Mujer usando un peeling líquido facial

Técnicas de relajación facial

¿Notas el peso del estrés? Seamos francos, todo lo que vale la pena suele requerir esfuerzo y una buena cantidad de sacrificio, y podemos empezar a acumular mucha tensión si no nos cuidamos lo suficiente. De vez en cuando, tenemos que darnos un respiro y relajarnos. Un masaje facial hace milagros a la hora de ayudar a aliviar la tensión. Pero si necesitas ayudar a tu cerebro y a tu cuerpo a bajar el ritmo después de un largo día de trabajo, aquí tienes unos cuantos consejos para reducir el estrés y ayudar a estimular a tope tu relajación.

Respira. ¿Te acuerdas de lo que es eso? Es esa cosa tan alucinante que empezamos a hacer en el momento en que salimos de la barriga de nuestra madre, y que alimenta todo lo que hacemos: desde nuestra memoria hasta nuestra capacidad para despertarnos y ponernos en marcha por las mañanas, por no mencionar la luminosidad radiante de nuestro rostro. Un dato nada curioso es que muchos de nosotros nos olvidamos de respirar como es debido durante el día, encorvados sobre el ordenador o respirando de forma ridícula y superficial mientras prestamos toda nuestra atención a otras cosas.

Así que esto es un aviso para que recuerdes respirar. Puedes ponerte en plan yoga en casa y aplicar en tu salón algunas de las técnicas de respiración que haces sobre la esterilla. El yoga es una fuente centenaria de recursos, desde la respiración de fuego a la respiración alterna. La idea es que expulses el aire desoxigenado y te llenes de aire oxigenado fresco, a la vez que bombeas la sangre gracias al trabajo del corazón y los pulmones.

O, si el yoga no es lo tuyo, también hay otra versión. Túmbate. Cierra los ojos y ponte una mascarilla ocular para un nivel extra de calma. A continuación, coloca una mano sobre el pecho y la otra mano sobre la barriga y respira sin más. Concéntrate en llenar de aire ambas partes del cuerpo. Diez minutos así y el mundo volverá a parecerte un lugar tranquilo.